viernes, 6 de julio de 2012

500 centavos


Me gusta el número 500. Apuesto a que es por el dinero. Asocio esa cifra a los billetes de la misma denominación. Cuando era pequeño representaban lo máximo. Los billetes de mil pesos vinieron hasta después, echando a Zaragoza por la borda con la ayuda de Diego y Frida. Sin embargo, siguen teniendo una parte de mi corazón, el destinado a la ambición.

Sí, el dinero me importa, como a cualquier persona medianamente realista en este mundo. Y aun así creo que hay cosas más importantes. Jamás he comprometido mi dignidad ni mis principios a cambio de lo material.

Otra cosa es ahorrar: indispensable para la vida. Uno no puede derrochar lo que se tiene a la menor oportunidad. Las personas exitosas se cuidan de hacerlo, así que disfruto calculando la cantidad que he ahorrado al resistir determinadas tentaciones.

Hoy fui a la biblioteca de la universidad y saqué cinco libros para leer durante el próximo mes. Elaboré una lista y consulté la página web de una librería para ver cuánto me hubiera gastado si en vez de recurrir al préstamo los hubiera comprado. Estos son los resultados:

  • Memorias de mis olvidos de José Joaquín Amorabieta: $182.00
  • Arte en el bolsillo de Ángela Pascual: $220.00
  • El campesino irresistible de Arturo Belano: $165.00
  • Refugios imposibles de Gregorio Silva-Dafna: $210.00
  • Poesía completa de Reinaldo Reis: $330.00
Total: $1107.00



Una fortuna, vamos. Qué gustazo saberlo. Podré invertir ese dinero en una plancha o en el juego de cubiertos que vi el otro día

Decía que me gusta mucho el número 500 y hoy este blog, justo con este escrito, llega a las 500 entradas. Me felicito a mí mismo por haber durado más de lo que jamás imaginé cuando lo abrí. Procedo a darme un abrazo en las rodillas.


Gracias, Guido.

7 comentarios:

D dijo...

Primer comentario del número 500. :)

Pixie dijo...

Te abrazo en el resto del cuerpo, felicidades!! Puedo vivir medianamente sin comentar mis impresiones y lo que me provocan tus escritos, pero por el amor de Charlie Brown, no borres nunca tu blog, Big!!!

:) Saludos!!

Ronitcer dijo...

Felicidades Bigmaud. Espero que tu blog siga mucho tiempo más.

Xavier dijo...

Felicidades! Por pura curiosidad chequé cuántas entradas llevo yo. 447. Empezamos casi al mismo tiempo y yo creo que el tuyo fue de los primeros blogs a los que tuve la valentía de comentar. Ya tiene rato que te leo y siempre es agradable. Mi blog está descuidado, pero sigo al pendiente. Espero inspirarme pronto a escribir como antes, era realmente catártico. En fin, hemos visto muchos blogs surgir y morir, pero después de 6 años, los veteranos siguen por estos rumbos como peces en el agua. Jaja! Saludos, un abrazo!

Ah, y es increíble. El precio de los libros es de los grandes problemas de educación que tiene el país. También la falta de promoción a las bibliotecas. Tu ya hiciste tu parte.

El Compañero. dijo...

Las bibliotecas públicas son lo mejor para los que no tenemos dinero.

Atte: Juan Ramón.

El Compañero. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bigmaud dijo...

Sí, Xavier, hace años bloguear era un poco más emocionante: una oportunidad modesta de publicar y darse a conocer. con el tiempo se volvió rutinario, pero sigue siendo un gran espacio al cual recurrir.

Agradezco las felicitaciones.

eXTReMe Tracker