domingo, 8 de julio de 2012

«I'm So Tired»


No doy muy dado a las versiones que otros artistas hacen de The Beatles. La mayoría me parecen menores e incluso llegan a parecer insultos involuntarios. Debe ser difícil conseguir un resultado convincente. Después de todo eran grandes cantantes. Por ahí hay uno que otro cóver que resulta aceptable y hasta disfrutable (no muchos, honestamente, uno de los pocos que me viene a la cabeza a bote pronto es «With a Little Help from My Friends» por Joe Cocker). Hay otros que casi me parecen aberraciones, pese la aclamación del público. Los de Across the Universe, por ejemplo, son tan pulcros que parecen sacados de un recopilatorio de La Academia o algún reality show televisivo. Les sacan toda la sangre a esos temas y los convierten en productos amigables que juegan en la misma liga que los Vázquez Sounds

A decir verdad, la que quizás sea mi versión favorita de todas es bastante discreta. Me refiero a la interpretación en vivo de «I'm So Tired»  que Elliott Smith hizo allá por 1998. Musicalmente no aporta mucho, ni ofrece gran diferencia de la original. Algunos verán en ello una debilidad: usualmente se prefiere aquello que marca una distancia, que trae algo nuevo. No obstante aquí da más o menos igual, porque Elliott consigue algo mucho más meritorio, una cosa que ninguna de las versiones académicas o vanguardistas que tanto abundan han logrado: logra replicar y amplificar el sentimiento de la original. Parece sencillo, pero no lo es. Cualquiera que haya tomado clases de guitarra puede tocar las canciones de The Beatles, en cambio solo unos cuantos tienen la misma sustancia que John Lennon y compañía llevaban por dentro.

Elliott Smith la tenía. Desde pequeño conectó con los de Liverpool y escuchar el Álbum Blanco fue determinante para tomar la decisión de dedicarse a la música. 

Casi ni pongo atención a la instrumentación. La clave está en la voz que lleva toda la pesadumbre del agotamiento emocional y mental.  Siempre que lo escucho me siento acompañado, que casi siempre es lo que más le pido a la música.

No hay comentarios:

eXTReMe Tracker