lunes, 19 de septiembre de 2011

18. "I Wish It Would Rain" - The Temptations

Del álbum Wish It Would Rain (1968)

En el momento cumbre de Blade Runner (o uno de los tantos, más bien), previo a su muerte, Roy Batty, le dice a Deckard: All those moments will be lost in time, like tears in rain. Apenas con unas palabras, el replicante resume lo efímero de nuestra existencia y lo diminuto de nuestras grandes pasiones. Llena de emotividad, la frase dice algo muy cierto: todo pasará. La plática que tuvimos en el desayuno, el sufrimiento que nos aqueja, la chica de la que nos enamoramos, los poemas que escribimos. Un día moriremos y ya no estarán más. Y habrá alguien que nos extrañe, pero lo hará por un tiempo limitado hasta que su ciclo también se cumpla, hasta que todo pierda significado. Ponerse a pensar en esto puede demoler tu conciencia, da más o menos lo mismo que te esfuerces o que la pases pésimo, a fin de cuentas lo que ahora vivimos será tarde o temprano superado.

La línea, improvisada por Rutger Hauer en el estudio, da cuenta además de lo imperceptibles que a veces son nuestros pesares. Las lágrimas son disimuladas con las gotas de lluvia del mismo modo que son ocultadas cuando las secas con un pañuelo o cuando mientes diciendo que se deben a una basurita que te entró en el ojo. Y aun cuando son vistas, jamás transmitirán a otros el mismo sentimiento que las produce. El sufrimiento es interno y aplicando la filosofía Mozziana, es imposible que alguien sepa cómo te sientes porque el único que es tú, eres tú.

Hasta el día de hoy, puedo decir que he llorado poco. Dudo que en total supere los 20 mililitros expulsados de esa forma. Motivos no han faltado, mas he resistido por una mezcla de orgullo y pudor. Soy de los que se guardan todo. Puedo estar quemándome por dentro y estar sonriendo para que nadie crea que estoy mal y así no molestarlos. Lo prefiero, de verdad. Evito dar explicaciones. La experiencia me ha ensañado que en los asuntos fundamentales, la ayuda sirve de poco. Uno tiene que salir adelante solo, o quedarse estancado por decisión personal.

A las mujeres se les da más lo de la lágrima. Incluso podría decirse que en ellas resulta encantador. Se les comprende e incluso puede hacerlas pasar como seres tiernos que necesita de protección. Para los hombres el asunto es más complicado. Amén de que sirva para desahogarse, el llorar está mal visto socialmente. De inmediato puedes llegar a ser considerado un debilucho sentimental que no merece consideración. Porque sabes, eres hombre y debes ser fuerte. Debes tener la mirada en alto, afrontar los conflictos y pelear contra una pandilla de maleantes para salvar lo que te pertenece. No hay espacio para la vulnerabilidad si quieres triunfar entre los subhumanos, quienes, dicho sea de paso, conforman la mayor parte de la población. Ya lo decía Robert Smith en "Boys Don't Cry", donde ante las presiones sociales, tiene que aguantar el llanto, porque los chicos no lloran y porque hacerlo resulta contraproducente. No solo por la supervivencia entre otros machos, sino también(y sobre todo) porque los miembros del sexo opuesto son intolerantes ante estas muestras de humanidad.

Y sí, el resistirse al desahogo provoca que las sensaciones se acumulen en el interior a la espera de un día explotar. Tan solo espero que, como sugieren The Temptations, eso ocurra un día de tormenta, para que en medio de la lluvia nadie note que estoy llorando. Quizás por eso mi habitación me inspire tranquilidad, porque en ella nadie se percata de lo que pasa. Y es el inconveniente de los días bonitos y soleados, que en medio de ellos uno contrasta, haciendo evidente el dolor.


Aquí una traducción propia.

3 comentarios:

deftondeath dijo...

Saludos amigo este comment es una peticion para porner un banner en mi blog ya que me parece de lo mejor tu blog saludos espero tu respuesta. este es mi blog http://dementiainside.blogspot.com/
gracias.

Sheliwirini dijo...

Al contrario, yo no pienso que los hombres sean débiles por el mero hecho de llorar. Considero que si realmente quieren hacerlo, deberían, y no atenerse a lo que la “sociedad” diga o piense de ellos, sin embargo, siempre será raro ver a un hombre llorar. Además ustedes son más resistentes, yo antes era así, me aguantaba y sonreía para que nadie me preguntara si me encontraba bien o no. De unos años para acá no puedo aguantar tanto y lloro por muchas cosas, quizá algunas resulten insignificantes para los demás.

Saludos.

Bigmaud dijo...

Es que tú eres especial, Sheli.

eXTReMe Tracker