martes, 13 de septiembre de 2011

13. "Wish You Were Here" - Pink Floyd

Del álbum Wish You Were Here (1975)

Hay muchas razones por las que odio a Pink Floyd. Está por ejemplo, la aburrición que me provoca cualquier producto relacionado con The Wall. O trabajos pretenciosos como Ummagumma y The Final Cut. O los fans que tienen, que creen ser la máxima autoridad en cuanto a gusto se refiere. O la carota de Roger Waters. O que Syd Barret se haya dejado llevar tan rápido. Sí, yo podría llevar una camiseta que dijera "I Hate Pink Floyd" como la que usaba Johnny Rotten. Pero sobre todas las cosas, odio a Pink Floyd por ser los autores de "Wish You Were Here", una canción que me conmueve cada que se atraviesa en mi camino.

"Wish You Were Here", al igual que el álbum en el que viene, lleva consigo el abatimiento que supuso la partida de Syd Barret como profesional y como individuo. Aun así, el tema es lo suficientemente amplio para que en sus cinco minutos quepan las historias de todos. Ya desde el título, pega bastante. Desearía que estuvieras aquí. ¿Hay alguien en el mundo capaz de no sentir en algún momento de su existencia una frase semejante? Creo que cualquiera ha pasado alguna vez por un episodio similar. Extrañar a alguien, ¿cómo evitarlo? Yo extraño a muchas personas, varias de ellas presentes de cierto modo en mi día a día aunque sea solo en pensamientos. Están también a las que extrañas aunque estén a tu lado, porque ya no son como antes. Se han convertido en seres distintos con los que sigues conviviendo por pura inercia.

Uno de los primeros mixtapes que grabé, abría y cerraba con esta canción. Hace más de diez años ya. En casa estaba una recopilación llamada A Collection of Great Dance Songs de donde la obtuve, sentí devoción por las guitarras del principio. El nivel de inglés que tenía me permitió comprender el significado de la letra. Causó un profundo impacto en mí. Entonces como ahora, extrañaba. Nunca he parado de extrañar, y creo que nunca lo dejaré de hacer. Cambian los protagonistas, no los sentimientos. A los once años extrañaba a mascotas muertas. Luego aprendes el significado de la ausencia de personas queridas. Se van acumulando, porque nunca dejas de añorar, la intensidad puede descender, pero el deseo sigue escondido por ahí, esperando a volver a brotar con el menor recuerdo o fotografía que se atraviese en el camino.

No tengo a Wish You Were Here en la computadora. El disco lo perdí hace tiempo. Y la verdad está mejor así. No quiero bajarlo aunque me encante. Lo evito lo más posible porque conozco los efectos que produce en mí. Nomás escuchar el comienzo donde se simula la sintonización de radio, empiezo a rememorar escenas del pasado y traer a mi cabeza a aquellos que quisiera tener de vuelta. De paso caigo en cuenta de que los deseos no bastan. Que no importa cuántas veces escuche a Pink Floyd ni que sepa la letra de memoria, ni que la cante con fuerza. De nada sirve. Podré estar acompañado por la música hasta el fin de los tiempos y eso no los traerá de regreso. Nada va a hacerlo. Por eso odio a Pink Floyd.

5 comentarios:

Pixie dijo...

Al contrario, hoy te quiero un poquito más, porque acabas de escribir lo mismo que siento no sólo con esta canción, sino con muchas otras. Gracias.

Saluditos!!

Ontobelli کτγℓع dijo...

Pink Floyd es una maravilla. Es uno de mis favoritos. Los disfrute en acetato y ahora más en formato digital por la enorme calidad de sus grabaciones y pasión por los detalles. Es música que te absorbe y no te deja hacer nada más. Me gusta escuchar los discos de principio a fin. Son obras completas como los conciertos o las sinfonías. Y de ésta canción no hace falta decir nada, como ocurre con toda la buena música.

Saludos.

Sheliwirini dijo...

Al igual que tú intento evitar las canciones que me hacen sentir eso. Aunque a veces las escucho, sólo para torturarme, supongo. Algunas hasta me hacen llorar, soy algo débil.

Saludos :)

Bigmaud dijo...

Pixie: Sí, hay muchas a las que se puede relacionar esta idea.

Ontobelli: Tuve mi época Floydiana. Incluso discos de los que me quejo ahora me encantaban. Cierto es que tienen material impecable, otro no tanto. De respeto, sin dudas.

Sheli: Eso de torturarse tiene su encanto, no creas.


Saludos.

alejandro martinez dijo...

Les voy a ser sinceros (buen comienzo no creen?) No me gusta Pink Floyd. De hecho recalé al blogg porque escribí en el Google "Pink floyd es una mierda", esperando buscar opiniones al respecto. Es que ya tiene tiempo que quiero entender porqué es una banda tan famosa y alabada y na más que no me pasa, no me conmueve, no crea en mi más que cierta frustración porque espero algo que me saqué de mi expectativa de una forma mágica y...na más que no llega ese encuentro con lo sobrenatural. X, me resulta X.


Requiere explicación ese fenómeno pues soy una persona muy tolerante y sensible: no puedo pasar desapercibida ninguna forma de expresión del espíritu humano.

Recuerdo que la primera vez que escuché a Pink Floyd fue por hay de 1999: Division Bell, un disco que compré y que no conocía la historia que había detrás de ese David Gilmour solitario que quería hacernos pensar que todavía existía una banda.

Me gustó ese disco. Los videos, ni qué decir. Era misterioso, extraño, límitado, irrelevante.

No hizo mayor estrago. Luego supe que fue una gran banda setentera, psicodelica, conceptual, pionera en muchos aspectos. Como soy un gran investigador me puse al corriente y he aquí que me quedé pasmado ante tanta... ¿vaciedad?

Desde la cuestión composicional, así, en bruto, sin la parafernalia de sonidos raros e introducciones kilométricas, sin las dudosa calidad interpretativa, sin el concepto: ¿qué decían?, ¿cuál era su rollo? El mismo de siempre, no se trataba más que la música impura, la creada como medio y no como fin: crearte el alucine.

Creo que es cosa de una época, amenos que seas genial, esa es la medida de tu inmortalidad. Y Pink Floyd no es genial: es una moda vintage, no viene a colación más que como NOSTALGIA, como producto cultural, como fenómeno histórico, como expresión antropológica, no como MÚSICA.

Sin embargo, no todo está perdido...voy a seguir investigando hasta que yo mismo me trague mis palabras, porque quizás, y me esté perdiendo de unos de los grandes placeres de esta vida que es disfrutar a Waters y compañía...






eXTReMe Tracker