domingo, 12 de febrero de 2012

Te encuentras un billete de 100


Te encuentras un billete de 100 en medio de un charco y a lo mejor no lo tomas. El charco está sucio, tú estás limpio. Tal vez la cantidad no sea suficiente para que te animes a sumergir la mano perdiendo un pedazo de dignidad porque incluso tendrás que volverte a bañar. Las buenas noticias se arruinan así. Por los contextos. Ya se ha vuelto usual que las buenas noticias vengan en medio de una vida repulsiva que haga imposible disfrutarlas como se debe. Las bendiciones son tan pequeñas que a veces te niegas a tomarlas, aunque sea un billete con el que puedas comprar una libro que cambie tus días.

Por la tarde vi una moneda de cinco pesos tirada y no la levanté porque tenía flojera de agacharme. Quizás hubiera otra persona en el mundo que pudiera hacerlo. Alguien a quien el esfuerzo de descender al suelo le resultara una ganancia. En cambio yo he abierto lo ojos, la mayoría de las noticias positivas no valen la pena. Hay una ruina que rodea lo poco rescatable que vemos, por lo que prefiero ya no ofrecer resistencia.

1 comentario:

Sheliwirini dijo...

Ánimo, esperemos que sea sólo una etapa más y que después las buenas noticias sean mucho mayores que las malas. Aunque creo que también paso por algo similar.

Saludos.

eXTReMe Tracker