sábado, 26 de junio de 2010

México - Argentina

Hay una división clara en los mundiales. La primera mitad es cuando el equipo de tu país sigue con vida, la segunda es cuando queda eliminada y agarras a otra selección (Brasil en muchos casos) como favorita.

A los mexicanos les caen mal los argentinos. No lo comparto, la mayoría de los que conozco son buena onda y graciosos. No recuerdo quién decía que los argentinos más pedantes eran los que vivían en México, quizás sea cierto, porque el contacto que he tenido con los de allá me ha dado una imagen positiva de ellos.

Por eso mismo no quería que nos enfrentáramos a ellos; no por "miedo" ni nada, sino porque es un país que me simpatiza. Preferiría que hubiéramos eliminado a Corea de Sur o Ghana, con quienes no existe ningún tipo de vínculo.

Hoy vi a muchos celebrar la derrota de Estados Unidos. Entiendo el pique que hay entre los dos países pero, vamos, después de todo es un país que (sólo por hablar de lo cultural) nos ha dado más que África entera.

Bob Dylan, Woody Allen, decenas de bandas de rock, películas, pornografía... EEUU nos ha dado mucho (y nosotros a ellos) con todo y de que también tengan un lado negativo perjudicial para nosotros. No me puso feliz su derrota, tampoco triste. Creo que así debería ser cuando no estamos involucrados.

La rivalidad con Argentina está al mismo nivel. Tanto que se suelen tomar conductas que luego andamos criticando en ellos.

Aquí es común decir "pinches gringos"; luego andamos chillando ante cualquier mínima hostilidad hacia nosotros. A fin de cuentas somos iguales; el deporte une xenofobias.

Hablando de eso último, el nacionalismo y la xenofobia aquí son tan grandes que a veces creo que si los mexicanos no fuéramos mexicanos, odiaríamos a los mexicanos.

3 comentarios:

ontobelli dijo...

Pero si los mexicanos ya odiamos a los mexicanos.

¿No lo has notado?

El deporte nacional en México es chingar a los mexicanos. Lo puedes ver y sentir apenas te bajas de un avión. El taxista te trae dando vueltas 2 horas para ir a un destino que estaba a 10 minutos. Preguntas por una calle y la gente te envía al lado contrario. Vas a comprar un kilo de algo y te dan 800gr y además te inflan el precio, etc, etc.

Los argentinos no le simpatizan a la mayoría de los mexicanos porque están acomplejados. El mexicano típico tiene un complejo de inferioridad tan grande que rechaza en automático a cualquiera que no sea agachón, humilde y poca cosa. No le gusta que la realidad les restriegue en la cara la poca cosa que son. Prefieren el autoengaño de soñar con que son chingones o creer en el falso cliché de que "como México no hay dos".

Yo tengo muchos amigos argentinos y no tengo problema con ellos. Hasta a los porteños los tolero. XD

Bigmaud dijo...

No recuerdo quién dijo hoy en Twitter que el mexicano considera malinchista a cualquier que no sea xenófobo.

Da lástima porque la gente es chovinista pero al mismo tiempo se desprecia a sí mismo y a los mexicanos. En la superficie actúan como "patriotas" pero en el fondo, como dices, se la pasan actuando de una forma que poco a poco jode al país.

Una pena que el futbol ponga en evidencia a estos personajes.


Saludos.

Jorge dijo...

La verdad es que hay gente con sentimientos de superioridad que afloran justamente, en circunstancias como esta.
el sentirse mas que otras personas de otras regiones es patético, ya que científicamente todos descendemos de una solo especie, el color de la piel o el país donde naciste no te identifica, lo que identifica a uno, es su forma de ser y como trata a los demás.
Por cierto sufrí como un mexicano la eliminación ante argentina.

eXTReMe Tracker