jueves, 17 de junio de 2010

La falsedad de la entrevista


La reportera se llama Sara Carbonero, y el chico raro es, bueno, ya saben, Iker Casillas portero de la selección nacional española. Los dos están ligados al deporte profesionalmente y son una de las parejas más famosas del momento. Ahora en el mundial ambos tiene que hacer su trabajo dando por resultado fenómenos como éste.

Muy seriecitos, en el fondo se les notan las ganas de mandar todo al carajo y besarse. (Por decir lo menos). Hay especialmente en la mirada de Sara algo especial, un comportamiento de enamoramiento.

En Casillas hay un nerviosismo digno de primera cita. Ella en posición dominante, lo cuestiona mientras él sale del paso como puede. La derrota frente a Suiza no la esperaba nadie, menos él mismo. Las entrevistas que vienen después de perder son las más difíciles porque el protagonista quisiera estar lagrimeando recostado en la cama . Cuando se gana la televisión viene de perlas; más importante que la victoria es que los demás la reconozcan y difundan. Pero en estos casos lo único que impulsa es hacerle un favor a la pareja.

La entrevista es una actuación. Dos enamorados fingiendo trabajar cuando quisieran estar haciendo algo mucho más divertido.

2 comentarios:

E.S.E dijo...

Si, ella lo mira con lujuria

Bigmaud dijo...

Él en cambio se ve hasta inocente.

eXTReMe Tracker