martes, 8 de junio de 2010

Diversión sin pagar

Cuando se sientan deprimidos les recomiendo visitar algún centro comercial. Aunque no lleven ni un peso en la bolsa estarán rodeados de mercancía que jamás podrán pagar pero que tendrán tan cerca como quienes pagan miles por ella.

Puedes sentarte sobre sillones carísimos fingiendo tener interés en comprarlos para compensar el hecho de que en casa te sientas encima de una caja porque no te queda de otra,. Puedes acercarte a una computadora y mover el mouse para luego soltarlo; apantallarás al vendedor que creerá que eres un experto que busca enriquecer su salón de cómputo privado. Puedes acercarte a la sección de ropa; si eres hombre ve a la de mujeres y busca atuendos sexy, si te preguntan di que buscas algo para tu (inexistente) novia, quizás las chicas que estén ahí piensen "Qué afortunada muchacha". Si eres mujer puedes ir a ver los trajes y corbatas, en esa sección hay hombres dinero que comúnmente compensan su poco éxito en el amor derrochando dinero.

Puedes ir a probarte el jersey de la selección de tu país, cerrar los ojos e imaginar que estás a punto de cobrar un penal en la copa del mundo. Puedes ir a la dulcería y probar las golosinas que no son de desgustación. Puedes mirar cámaras, prender televisores ponerte relojes, tocar maniquíes guapísimos.

Todo sin pagar un centavo.

Y lo más bonito es que hay personas diciéndote:

¿En qué le puedo servir? Estoy a sus órdenes.

Hoy una señorita me dijo eso y sentí como si hubiera frotado una lámpara. Ni en las películas porno, joé.

3 comentarios:

brown dijo...

"¿en que puedo servirle?" ... El sueño humedo de todo hombre

KrizalidX1 dijo...

¿dinero? quien necesita dinero

Bigmaud dijo...

Brown: Más cuando lo dicen con eso tonito, nomás les falta llamarnos "amos"

KrizalidX1: Yo, mucho.


Saludos.

eXTReMe Tracker