domingo, 13 de junio de 2010

Eternal Sunshine of the Spotless Mind

La película que da título a este post, toca dos temas que considero fundamentales. El primero es el de los recuerdos. A veces pensamos que en la memoria alojamos todo, y no, la verdad es que con algunas excepciones (genios que pueden recitar diccionarios enteros) somos bastante limitados en ese aspecto. No recuerdo qué comí hace rato, por ejemplo. Y eso me aterra, porque con una facilidad similar olvidamos algunos momentos importantes de la vida. Mal que nos pese, solemos recordar más lo negativo que lo positivo. Todo lo negativo deja una huella profunda que nos acecha en cuando menos lo esperamos. Es doloroso que nos cueste tanto trabajo recordar aquello que quisiéramos vivir una y otra vez, y que pasajes truculentos de nuestra existencia regresen como si nada.

Lo peor que te puede pasar en una relación (de cualquier tipo) es que la otra persona te quiera olvidar. Es como si te dijeran que ni siquiera lo malas experiencias que pasaron juntos le han servido de lección. Todavía en una separación, por más dolorosa que sea, existe algo que perdura: los recuerdos. Olores, sensaciones, imágenes que, aunque queden a distancia, siguen existiendo. Nada, el querer borrar a alguien de la memoria, no sólo es arrepentirse de haberse conocido, sino también de haberse separado, y de haberse vivido.

El otro tema importante de Eternal Sunshine of the Spotless Mind es el de la suplantación. Esto es algo con lo que me pongo particularmente sensible. Hacer el trabajo sucio para que otro se lleve el reconocimiento. Nunca ser valorado mientras imitadores reciben medallas, besos y abrazos. En la película, Patrick (interpretado por Elijah Wood) se aprovecha de los recuerdos (o la falta de ellos) de Clementine para conquistarla. Usa todo lo que antes se le ocurrió a Joel (Jim Carrey), obteniendo similares resultados hasta que algo por ahí falla. Ese tipo de personas existen en la vida real (aunque bajo contextos sin fantasía), son las más asquerosas en realidad. Son las que plagian, copian y los que nunca reconocen a sus referentes principales. Sin ética hacen cualquier con tal de lograr sus objetivos. ¿Lo lamentable? es que la mayoría de ellos nunca son descubiertos y pasan la vida recibiendo méritos que nos les corresponden. Hay mucho talento que vive siendo ignorado incluso por aquellos a quienes han construido.

6 comentarios:

pIXIE dijo...

El primer punto que retomas de la película es el drama de mi vida, yo no podría, toda la persona que soy ahora es consecuencia directa de cada cosa que me ha herido y también me ha hecho feliz, sin embargo mi mayor temor es ese, que sea tan poco para alguien que prefiera olvidarme... nooo!! que triste!!

El segundo punto, creo que todos hemos sido víctimas de tremendo robo, pero mi fe en la vida [y en Dios] recae en que tarde o temprano, tal abominación será pagada con creces y en esta vida, para que no quede debiendo nadie, así que te invito a confiar en eso.

Saluditos!!

Anónimo dijo...

Yo tengo el don de olvidar por completo partes de mi vida y uff peor con las parejas DAMNBITCH me dicen(aúnasialunicoquenoolvidoesamiprimeramor):3 si la gente pone de su parte puedo llegar a recordar pero es dificil ya lo pasado pasado0o0o0o0♪ para mi el hoy es lo mas cabrón de mi vida y tambien lo mas importante el pasado es la base de mi piramide pues es lo que me da fuerza sea bueno o malo pero la piedra angular es el futuro y el hoy :)arriba siempre,siempre deve ser para arriba↨
salu2 cat ♥

E.S.E dijo...

Bueno, hay médicos que dicen que en realidad nunca olvidamos, tenemos la capacidad de almacenar todo pero que el que "no recordemos algo" no significa que lo hayamos olvidado del todo, sólo que no nos es de mucha utilidad y el mismo cerebro se encarga de mandar eso a los lugares más escondidos con todo y telarañas, pero que queden ahi, "por si algún día e ofrece".

En realidad no sé que tan cierto sea eso, yo me considero con una pésima memoria, olvido nombres hasta de compañeros de clase, viajes y demás, me rijo más por el relacionar fechas y personas y más o menos tener una idea.

Creo que la decisión de ir a esa clínica para que borren algo es una decisión que se toma con la cabeza caliente o cuando no se tiene la suficiente inteligencia emocional para aceptar que no todo lo malo, es malo... Y un ejemplo de que es una decisión impulsiva esque en algún momento todos lo hemos pensado "ojalá no hubiera ido a X lado porque asi no le hubiera conocido" pero sin las situaciones ambientales seriamos probablemente un clon de nuestros padres solo basándonos en lo genético, jajaja.

Y si, que horrible esque usurpen nuestras ideas, es como si nos robaran la identidad, que horror.

ontobelli dijo...

Pero eso velo como una ventaja. En lugar de recordar todo malo que has vivido puedes reinventarte un pasado todos los días, olvidarlo y volver a inventarlo. O sea que suplantas tu "realidad" por lo que quieras.

Van Em dijo...

Ahora velo en el sentido más funcional:
Aquéllas personas que tienen traumas, realmente TRAUMAS, no cuestiones pusilánimes amorosas fallidas, traumas infantiles de violación, secuestro, étc. y que el método mostrado en la película serviría muchísimo.
Dices "servir como experiencia" pero eso no se lo desearías a una personas que viviera dos veces en su vida, no mames.
El problema del método en la película es que lo vuelven muy genérico, si algún día se aplica en la vida real, creo que debería ser más selecto en cuanto a las personas con que tratar (tener aprobación de un psicológo, por ejemplo, como cuando vas a comprar ciertas medicinas) y por supuesto, con las personas que trabajan en esa clínica (para evitar los casos de Elijah Wood).

Bigmaud dijo...

Picsi: Ojalá hubiera algo que certificara la existencia del karma. Penosamente, he visto decenas de casos que demuestran lo contrario. Algunos pagan, otros no.

Cat: Lo más importante es el presente. Que el pasado no sirva como referente y el futuro como motivación.

¿Cuál es tu twitter, Cat? No te he visto, temo haberte bloqueado.

E.S.E: En lo particular, entre más intento recordar algo en específico más se aleja de mi mente. En cambio de repente me vienen eventos a la mente sin ningún tipo de relación.


Ontobelli: Igual así se podrían repetir las fallas una y otra vez. Decía Oscar Wilde que experiencia es el nombre que le damos a nuestros errores. Sirve para no caer en ellos una vez más. Aunque con los humanos nunca se sabe,a veces no aprendemos.

Van Em: Si esto se diera en la vida real, no se podría controlar como dices. Cada quien lo usaría su conveniencia, la regulación se podría dar sólo a nivel profesional, pero sería como en el caso de los abortos que se practicaban clandestinamente.

Sin ética no es posible controlar.


Saludos a todos!

eXTReMe Tracker