lunes, 31 de agosto de 2009

Cualquiera saca un Libro

Dos libros que le disputarán a Cañitas el título del libro más lamentable del siglo:



"Sin pelos en la lengua" y "A Calzón Amarrado" (lol) sobre la Tigresa.


"El arte del Cuchiplancheo" de Penélope Menchaca. Disculpen lo descuadrado de la foto pero la tomé rápido porque temía que alguien me viera con eso en las manos. Es un libro de sexualidad, así que si desconocen cómo se tienen los bebés, consulten este libro de la que (supongo) se trata de una sexóloga calificada.

Ambos vienen con cubierta de plástico para que la gente no vomité sobre ellos.

domingo, 30 de agosto de 2009

El Maestro de Judo

México es un nido productor de gente freak. Es verdad que también tiene muchas personas grises sin chiste (que suelen aglomerarse en mi escuela) pero es común encontrarse por las calles personajes de lo más llamativos gratuitamente. El Sábado conocí a uno de ellos. Fue en un bar donde después de un rato por motivos que no vienen al caso empecé a platicar con un señor de aproximadamente 52 años. A simple vista parecía alguien normal: Bigote de padre responsable, pantalón en lugar de falda y cabello recién podado, por lo que podía pasar fácilmente desapercibido. Lo que lo hizo distinguir fue cuando empezó a abrir la boca. Se trataba de una de esas personas que platican toneladas de anécdotas que parecen sacadas de un libro. En su caso sus historias eran variadas y divertidas. Comenzó presumiendo ser uno de los mejores maestros de Judo en el país a pesar de que una hora después confesó que únicamente era cinta blanca. Luego vino una etapa donde contó los lugares donde había estado a lo largo de su vida, según él, estudió en una escuela ubicada en Roswell la cual dejó un buen día para conocer Alemania, Portugal y España donde aprendió a dominar los idiomas respectivos de dichos países (por tres minutos se negó a hablar cualquier cosa que no fuera lo que parecía ser alemán).

El mejor momento llegó cuando dijo ser caricaturista profesional conocido por Fontanarrosa y Naranjo. Para demostrarlo empezó a dibujar de manera poco precisa a varios de los presentes; yo incluido en lo que se trató de la primera caricatura que me hacen. Por alguna extraña razón me hizo con cuerpo de pez aumentándole dos puntos a su ya de por sí rarísima personalidad.

En la parte amorosa relató su relación tormentosa con una luchadora grecorromana la cual se casaba ese mismo día con un político muy importante razón por la que se tuvo que despedir. Quería llegar temprano a la fiesta.

Me he topado con algunos personajes así con anterioridad. Desconozco si todo lo que me contó era verdad o si simplemente era un mitómano con tiempo libre. No importa siquiera mientras por un rato consiga que me pueda entretener y deleitar de manera tan chispeante.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Mi firma

Planeaba utilizar la escuela como fuente infinita para crear posts repletos de anécdotas, historias emotivas , percances, rumores etc, etc. Pero como en estos últimos días la noticia más relevante es que ya pusieron jabón líquido en los baños no me queda más que recurrir a otros lugares para poder escribir unas cuantas líneas.

Hoy fui a recoger mi credencial de elector. Al bajar del auto se me cayó el celular al suelo, cosa que nunca me había pasado porque, pues... apenas tengo uno. De todas formas me tardé menos de lo que esperaba; como referencia mi ipod se me cayó por vez primera un año después de que me lo regalaron, y ahora en menos de un mes la calculadora con radio ya conoció el asfalto que hay a las afueras de las oficinillas del IFE. Demasiado pronto, espero vuelva a suceder, es muy divertido.

El caso es que entré valientemente por mi credencial teniendo en mente que seguramente la fotografía que me tomaron no había captado mi mejor ángulo. Y así fue, por lo que dije a la señorita del mostrador que la editaran con photoshop. La muy maleducada ignoró mi petición y me pidió que pusiera el dedo índice en una esponja con tinta para plasmar unas cicatrices que tengo de nacimiento sobre el rectángulo de plástico. ¿Verdad que antes se usaba el pulgar para esos trámites? Ahora el índice ha cobrado popularidad y se ha adueñado del mercado.

En fin, el tema central del post es otro: Mi firma. Verán, nunca me preocupé mucho por ella. En realidad por mucho tiempo no me preocupé por nada. El ritual indica que a los doce años debe comenzar un proceso en el cual durante un sexenio (hasta los 18 años) se debe diseñar, practicar y perfeccionar un garabato que sirva a la postre para pedir la cuenta. O para dar autógrafos si eres famoso. El chiste es que acostumbres tu muñeca a hacer exactamente el mismo trazo cada que lo requieras. Yo me salté esta etapa importante de la vida. Sólo un día que tuve que firmar noséqué improvisé una línea recta con un par de curvas que he adoptado como firma de cabecera. He de decir que está padre y original, parece de pintor bielorruso adicto al crack. Es tan cool que cada vez que la hago me queda diferente. Es imposible repetirla, por eso cuando hoy tuve que firmar varios papeles y el reverso, de la credencial ninguno de los trazos coincidía por completo, en especial el que puse a lado la huella dactilar que estuvo peor que los demás, y que para satisfacción de la humanidad es la que más se nota.

Todos los malos momentos han valido la pena. Ahora estoy contento porque tengo una tarjeta que me servirá para remover cochambre de cacerolas y para echarme aire cuando haga calor. Vayan a sacar la suya, ciudadanos patriotas...sí.

martes, 25 de agosto de 2009

Sin ganas de escribir

Estos últimos días han sido de ponerse al corriente. Luego de varios años he tomado la decisión de colocar un reloj en mi muñeca. De niño me encantaba traer relojes, por cinco años al hilo venían incluidos en mi carta de peticiones a Santa Claus, quería estar actualizado. Luego lo dejé porque me provocaban ansiedad, con un reloj a la mano no dejaba de ver la hora a cada minuto; así el tiempo pasaba más lento y me estresaba. Era una mejor opción no traer nada para que los minutos corrieran sin que yo me diera cuenta. De pronto alguien me decía que ya era tarde. Y no sabía si creerle.

La forma más práctica de enterarte de que estás envejeciendo es fijarte cuando pasas de tu reloj digital de toda la vida a uno de manecillas. Del de Winnie Pooh al verde fosforescente para acabar con uno que tardas más en interpretar.

Cuando no se tienen ganas de escribir hay muchas cosas qué contar.

viernes, 21 de agosto de 2009

20 palabras que siempre se usan en los títulos de las telenovelas mexicanas

Amor
Pasión
Fuego
Alma
Salvaje
Destino
Corazón
Piel
Secreto
Mar
Milagro
Paraíso
Lágrimas
María
Pecado
Mujer
Vivir
Pobre
Deseo
Cielo

20 palabras que NUNCA se usan en los títulos de las telenovelas mexicanas

Marimba
Paracaídas
Guanabana
Piedra
Húmero
Iztapalapa
Perrito
Calzón
Cronómetro
Crucigrama
Pepino
Inseminación
Bacinica
Pípila
Insípido
Librero
Parquímetro
Kilo
Gonorrea
Alquitrán

Tomen elementos de cada lista,hagan combinaciones y manden el guión a Televisa:

Secreto de un Parquímetro
Lágrimas de fuego sabor pepino
Un Kilo del Paraíso
Guanabanas Salvajes
Pobre Alquitrán, me lo voy a acabar
Mujer, perrito e inseminación artificial
El húmero de María
Destino insípido
La Gonorrea del Pípila
Milagro en la bacinica
Vivir en Iztapalapa Crucigrama

..................................................................................................

Foto de un apagador



miércoles, 19 de agosto de 2009

Novatada evitada por Accidente

Hay ocasiones en las que sin proponérselo uno acaba siguiendo el camino más adecuado.

Aunque dicho así de golpe, para empezar un post, suena a cita de algún imitador de Paulo Coelho, es cierto. Hoy por ejemplo, sin darme cuenta, me salvé de la novatada que aplicaron los veteranos de mi carrera a los n00bs que como yo, van empezando.

Hoy fueron dos escritores mexicanos a dar una especie de conferencia-lecturadeunasdesusobras al auditorio como una de las actividades culturales que la universidad apoya con tal de que la juventud se aleje cuando menos una hora de TV Notas. Y estuvo muy padre la verdad. Ambos eran divertidos, y afortunadamente leían bien por lo que era inevitable ponerles atención. Total, el tiempo se pasó volando (en un helicóptero) y la actividad se acabó dizque porque teníamos que regresar a clases. Como me quedé con las ganas de levantar la mano en la sección de preguntas preferí aguardar en el auditorio y acercarme a los escritores que ya eran acompañados por cuatro alumnos que como yo, se quedaron con la espinita clavada de señalar el techo con el dedo índice. Estuvimos ahí platicando un rato recibiendo frases y conocimientos que los imbéciles con prisa se perdieron. Luego se tuvieron que ir porque nadie quiere pasar el resto de su vida dentro de una escuela, y si no me creen pregúntenselo a quienes se gradúan. Salimos con ellos por una ruta alternativa. Fue entonces que ruidos extraños como gritos de desesperación se empezaron a escuchar a lo lejos. Ya en la soledad di vuelta en la esquina para vislumbrar lo que era una pipa de agua (ya ven que el agua abunda) y botes con comida podrida. Los de recién ingreso estaban rodeados por esos muchachitos de segundo a noveno semestre que parecían tan amables por la mañana.

A una distancia considerable que no me salvó del hedor vi unos minutos el espectáculo. Pobrecitos de mis compañeros, tendrán que bañarse dos veces si no quieren ser atacados por vagabundos con hambre.

Así fue como sin quererlo me salvé de lo que representaría mi primer novatada (alejarse de los Boy Scouts, Colegio Militar y Campamentos tiene sus beneficios). Lo único que me preocupa es que un pelotón de cinco sujetos vió cómo huía valientamente del lugar, sólo espero que no se venguen de manera personal conmigo mañana.

Por si no saben leer imágenes: La confianza en los extraños de Ana García Bergua.


lunes, 17 de agosto de 2009

Crónica de un Primer día de Clases

Es imposible ser un vago por siempre. La noble tarea de no aportar nada a la sociedad tarde o temprano llega a su fin. Contrariamente a lo que piensan muchos no es porque llegue un momento en que te hagas"consciente". Nah, simplemente el aburrimiento hace su trabajo para que busques algo. Así es como después de un año sabático (que originalmente planeaba convertir en lustro) hoy tuve mi primer día de clases. Muy ñoño, lo sé.

Antes quiero aclarar que para ser el comienzo de la vida universitaria quedé decepcionado. Esto me suele pasar cada que asciendo a un nuevo nivel de estudios. Cuando pasé del Jardín de Niños a Primaria pensé que todo sería distinto y resultó que hasta segundo grado seguíamos haciendo monitos de plastilina. Cuando llegué a la secundaria no hubo gran cambio, mis compañeritos seguían siendo los mismos y los maestros eran los amargados de siempre con diferentes rostros. En Preparatoria hubo un ligero cambio: el de no tener que llevar uniforme; fuera de eso seguíamos teniendo la materia más pueril de todas, Educación física. Finalmente hoy me di cuenta que no hay grandes variaciones a lo largo de la vida académica, en todos los niveles hay el mismo tipo de personas:

  • La guapa que no habla
  • El atleta que está aprendiendo a sumar
  • La chica seria que se ríe de todo
  • La hija de un profesor
  • El Doogie Howser que tiene las mejores notas y es más joven de lo normal.
  • El Darketo que usa calzones de los Muppet Babies
  • El tipo que habla hasta que le da un calambre en la lengua.
  • La chica que se junta con puros hombres
  • El que reprobó año
  • El que llega tarde
  • El que llega una hora antes
  • El que nunca llega
  • La entusiasta que organiza reuniones
Sé que es apresurado hacer un diagnóstico teniendo como base, eh... las tres horas que estuve ahí, así que mejor les cuento cómo me fue hoy, para darle sentido al título del post en espera de tener una visión más amplia de lo que me depara la escuela.

La Despertada

Luego de más de un año durmiendo entre las tres y cuatro de la madrugada me vi obligado a dormir temprano con tal de despertar a las seis de la mañana. La cosa salió mal desde el momento en que dormir temprano se tradujo en dar vueltas en la cama hasta las dos de la mañana para luego despertar las 4:55 am (exactamente) evento que me sirvió para descubrir que mi reloj biológico está perfectamente sincronizado con el horario de Costa Rica. Claro, esto gracias a la organización basada en la idea de que el ser humano aprende mejor cuando está desvelado.

La Hora Previa

Abrir los ojos antes de las cinco de la mañana tiene la ventaja de irte acoplando a lo que representa la vida en una granja sureña. Quitando las cortinas me encontré que básicamente todavía era de noche. Me volví a tirar a la cama con la esperanza de lograr una hora más de sueño. No pude, pero ya saben que no se trata de ganar sino de competir. Prendí la tele en donde aparecía El Doctor Simi disfrazado de Gandhi (en serio, eso pasó) contando la biografía del primer anoréxico hindú en usar lentes. Luego me bañé y vestí como suele hacer la gente civilizada. Sin darme cuenta de pronto ya eran has 6:45 am , que bajo estas circunstancias era tarde. Engullí una quesadilla en tiempo récord para luego salir rumbo a la escuela.

La Llegada

Tráfico. El Sol seguía sin salir a saludar. Sueño. Radio AM. Ganas de vacacionar en cualquier otra parte del mundo. Llegada. Es la primera vez que estoy ahí sin pedir informes como motivo. Hay gente dentro. No los veo bien porque no traigo un cirio pascual que me alumbre. Perdí mi horario. Pregunto a una secretaria que qué clase me toca. Llegaste temprano; tienes clase hasta las ocho, me dice. Qué afortunado soy, me digo. Voy a conocer incomodidad de una banca. Pasa una hora. Por fin entro al salón. Maestro divertido. Risas. Presentaciones. Nada más.

La Despedida.

Los Lunes sólo tendré dos clases. Por cuestiones de logística hoy nomás fue una. Salí temprano, se trató del día con más ganas de dormir en dos décadas..

sábado, 15 de agosto de 2009

Calculadora con Radio

Una de las tantas cosas que ustedes no saben de mí (porque leyendo un blog es imposible conocer a alguien profundamente) es que durante veinte años nunca había usado un celular. Ya he hablado (eso sí lo saben) de que detesto hablar por teléfono. Por eso durante mucho tiempo me resistí a comprar un móvil. Eso me hacía alguien bastante rarito, cuando alguien me preguntaba por mi número y les decía que no tenía, pasaba que a veces se enojaban pensando que en realidad no se los quería dar. Pero no, en verdad no tenía, a pesar de que en la actualidad un celular es uno de los regalos más socorridos en los bautizos y primeras comuniones. Sí, ahora hay niños de siete años que bajan tonos e imágenes "picantes" después de ver el último episodio de Zoey 101 (serie que recomiendo profundamente, por cierto).

Esto cambió hace un par de días cuando se rompió la racha de dos décadas sin celular para dar paso a la de 48 horas con uno. Y sinceramente es mejor de lo que pensé. Es un teléfono sencillo (desgraciadamente no es un iPhone) pero trae lo suficiente para pasar el rato (mp3, bluetooth, jueguitos tontos). ¡Además tiene una función sorprendente que permite tomar fotos a paredes blancas a baja resolución!

Miren:

Tecnología especializada en paredes blancas

viernes, 14 de agosto de 2009

Con Morrissey de Acordeón.

Son las dos y media de la mañana. Es uno de esos momentos en que parece un desperdicio irse a dormir sin dar un poco de pelea antes. Haciendo un recorrido de blogs me encuentro con este post. Se trata de un meme al que en algún lado me había enfrentado ya pero que decido volver a contestar como remedio más digno que contar borreguitos.

Se elige a un artista que alguna vez se haya parado frente a un micrófono y se responde con títulos de sus canciones.

Para sorpresa de todos elegiré a Morrissey.


¿Eres hombre o mujer?


Used to be a Sweet Boy

Descríbete

Maladjusted

Cómo te sientes:

How Can Anybody Possibly Know How I Feel?

Dónde vives actualmente:

Mexico (Obvio)

Si pudiera ser otra persona:

All You Need is Me

Forma de transporte favorita:

Subway Train (Cover)

Tus mejores amigos son:

Certain People I Know

Tu color favorito es:

Black Cloud

Cómo está el clima:

Sunny (Olviden el contexto de la letra, ejem)

Momento favorito del día:

Friday Mourning

Si tu vida fuera un programa de tele, cómo se llamaría:

If You Don't Like Me, Don't Look at Me

Tu regalo de cumpleaños ideal sería:

I Just Want to See the Boy Happy

Qué es la vida para tí:

Life is a Pigsty

Tu relación:

I'm OK by Myself

Buscando:

Found Found Found

No me importaría:

I don't Mind if you Forget Me

Tu miedo:

Jack The Ripper

Cuál es el mejor consejo que puedes dar?

Do Your Best and Don't Worry

Si pudieras cambiar tu nombre, cuál sería?

Roy's Keen

Pensamiento del día:

You're Gonna Need Someone On Your Side

Cómo te gustaría morir:

When Last I Spoke To Carol

Condición presente del alma:

Alma Matters

Mayor secreto:

I Know it's Gonna Happen Someday

Mi lema:

Why don't you find out for yourself


...........................................................................................................................................................
Ahí queda el Meme por si alguien lo quiere llevar a su blog en versión de Maná.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Intentando entrar con la Puerta en contra

Finalmente quejarme de la sopa de fideo trajo sus consecuencias. La deidad del Tallarín me lanzó una maldición provocando que por primera vez me quedara afuera de casa sin poder entrar.

Me había tocado ver en películas la típica escena en donde el protagonista cierra la puerta de su casa con las llaves adentro. Visto a distancia es algo medio gracioso (porque ni tanto), aunque en primera persona resulta terriblemente molesto (muy tanto). Todo pasó cuando decidí ir a la tienda por unas Halls sin más motivo que apoyar a la industria de los caramelos sabor miel con limón con un aporte de casi cuatro pesos. Al salir dejé "emparejada" la puerta porque no tenía planes de entretenerme mucho recorriendo una distancia no mayor a cuarenta metros. Y en efecto, el trayecto lo realicé en un abrir y cerrar de puertas automáticas. Desgraciadamente resultó que las Halls (de cualquier sabor) se encontraban agotadas. Emprendí la vuelta a casa con mis cuatro pesos pensando que un establecimiento donde no venden Halls no merece llamarse tiendita de la esquina.

Al llegar me encontré con la mala noticia : La puerta que dejé emparejada había tomado la decisión de cerrarse. Maldita sea. No había nadie adentro que pudiera abrir a excepción de un candelabro con el que no me hablo. Empecé a barajar las opciones que tenía. La principal era llamar por teléfono para que me trajeran las llaves, idea brillante sin fallo que me serviría de no ser porque no llevaba un celular en el bolsillo. También podía intentar darle palmadas a la puerta hasta derrumbarla pero me acababa de cortar las uñas así que no era conveniente llevarla a cabo. Descartadas esas, me vino a la mente preguntarle a la vecina si había un túnel secreto que conectara nuestras viviendas, lo intenté con un resultado que prolongó mi racha de mala suerte: toqué el timbre y no estaba.

Como suele ocurrir en estos casos llega un factor importante: empiezan a dar ganas de ir al baño. Desesperado intenté improvisar una llave con una rama y un popote que estaba tirado. Siguiendo el ejemplo de las anteriores ideas, ésta tampoco funcionó por lo que llegó el momento de afrontar el problema y hacer lo que había estado rondado en mi cabeza desde el principio aunque no lo quisiera admitir. Eso era, SALTARME LA BARDA. Me dispuse a seguir los pasos de mi querida Yelena Isinbayeva, sin de garrocha, eso sí.

Y sin de gloria tampoco.

Sólo logré rasparme mi bello brazo y darme cuenta de que duermo en una prisión de máxima seguridad con forma de casa (ventanas con barrotes incluídos). No me quedó más que resignarme y esperar en la entrada a que a alguien regresara para comer. Tras diez minutos de espera sucedió, entonces di gracias al hambre.

martes, 11 de agosto de 2009

Fui a Sacar mi Credencial de Elector

A diferencia de casi toda la "chaviza" de mi generación, yo no corrí a los diecisiete años a tramitar mi credencial de elector eufóricamente y con premura para que me dejaran entrar a los antros y sentirme "adulto". Como buen ciudadano consciente, esperé a cumplir veinte para evitar tumultos. ¿Cuál es la prisa? Después de todo no tenía ganas de votar por Michael Jackson en las últimas elecciones intermedias así que apenas hoy, por cuestiones de la vida, sin muchas ganas por fin me decidí a realizar este trámite.

Hay dos cosas que me tienen inquieto. Primero, la fotografía que me tomaron. Quiero que sepan que las fotos tamaño infantil, simplemente no son lo mío. Siempre salgo haciendo una cara aburrición, con el cabello mal peinado o con mi típica sonrisa forzada (porque por si no lo sabían no puedo sonreír de forma que luzca natural) que arruina todo. No sé, hay algo en lo reducido del tamaño infantil que nunca me ha favorecido. Preferiría que me hubieron tomado una de tipo panorámico para la tarjeta. El inconveniente es que según me dicen la mugre credencial caduca hasta el 2019, así que si salgo mal en la foto , más me vale perder la cartera para solicitar una reposición.

La otra cosa que me está atormentando es lo de la firma. Actualmente para dárselas de avanzados, el IFE ha implementado lo de la firma digital quitando la bella forma tradicional (con pluma bic negra como es debido) lo cual complica las cosas muchísimo. Te hacen firmar en un especie de pantallita Palm con un pedazo de plástico con forma de crayola. Lo malo de este sistema es que no sabes cómo va quedando tu trazo mientras lo realizas, es casi como escribir con los ojos cerrados sin forma de orientarte. Ignoro cómo quedó mi firma, aunque me temo que no muy bien porque el señor que me atendió me pregunto, "¿Seguro que la quiere así, joven?". Respondí que sí para ahorrar tiempo.

Ahí lo tienen, me la entregan en un par de semanas. A ver cómo salgo. Mientras tanto, acabo de recordar que hay otro trámite que no he realizado: lo de la cartilla militar. Soy un ejemplo a seguir.

sábado, 8 de agosto de 2009

Recuerdos Chatarra

Durante años me he quejado de lo mala que es mi memoria. Sin ir más lejos, en cierto post dije que era como de pez dorado porque -para los que no lo sepan- la de esos animalitos dura tres (según otras versiones, ocho) segundos nomás*. Últimamente lo he estado analizando y creo que exageré; fui muy injusto con mi pobre memoria, que no es tan mala, simplemente está mal enfocada.

Con el paso del tiempo he almacenado toneladas de información innecesaria que cualquier amante de la información innecesaria envidiaría. Tengo una buena capacidad en gigas de almacenamiento, el problema es que mi memoria se confunde y en lugar de guardar lo realmente importante, se queda con lo superfluo. Para ejemplificarlo, digamos que si un día el Papa me invita a la Casa Blanca a comer sushi, pasados los meses no recordaré la sabiduría de sus palabras, la belleza de las instalaciones o la presencia de celebridades. No, de lo que me acordaré será del lapicero que estaba en uno de los escritorios. Puede que vagamente me vengan a las mente ciertos momentos de la reunión pero todo girará en torno a ese lapicero que será el protagonista de lo que viví ahí.

No exagero. De la primera vez que fui al Circo (y la penúltima hasta ahora) mi más vívido recuerdo es que en cierto momento de la función, el señor que estaba a mi lado me ofreció Cheetos de su bolsa. Y ya. Ni me pregunten cómo se llamaba el Circo o qué animales vi porque no podría contestarles. Como ese tengo muchos casos. Mi mayor reminiscencia del año que viví en Monterrey es que una vez en la escuela, una de mis compañeritas llevó un tamal oaxaqueño de lunch. Lo curioso es que por más que trato soy incapaz de traer el nombre de la niña en cuestión a mi memoria.

Uno de los recuerdos chatarras que más me causan conflicto (porque podría utilizar ese kilobyte de espacio para algo más valioso) tiene que ver con un palillo. Era 1998 (estaba el mundial de Francia) y mi familia y yo fuimos a desayunar. Era un buffete. Si comí sandía, hot cakes, cereal o empanadas de queso, no sé. Lo que sí les diré es que todavía hoy en pleno 2009 por lo menos una vez a la semana revivo en mi imaginación el instante en el que antes de salir del restaurante intenté tomar un palillo de un frasco; al sacar la mano en lugar de uno, había sacado dos. Me sentí un ladrón ese día.



*Aunque en este confiable blog de datos estúpidos y Wikipedia lo desmientan.

viernes, 7 de agosto de 2009

Ejemplo

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez,
once, doce, trece, catorce, quince, dieciséis, diecisiete,
dieciocho, diecinueve, veinte, veintiuno, veintidós,
veintitrés, veinticuatro, veinticinco, veintiséis, veintisiete,
veintiocho, veintinueve, treinta... un millón.

.......................................

A eso se le llama flojera.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Super Guía de Carerras Universitarias

Un jovencito me mandó un correo electrónico (si quieren hacer lo mismo, mándenme un mail) pidiendo que lo aconsejara sobre qué carrera elegir debido a que se encuentra muy confuso al respecto. Como yo sé lo que se sufre ante la duda, me dispuse a elaborar estas pequeñas definiciones que, espero, sirvan de guía para la juventud mundial.

Arqueología - Como ser sepulturero pero al revés

Ciencias de la comunicación - Si tu novio te dice que sólo te interesa el dinero, demuéstrale que no estudiando esta carrera.

Medicina - Los que la estudian aspirando a ser como House, terminan como el Doctor Simi.

Química Farmacéutica Biológica - Para los futbolistas frustrados.

Psicología - En ella te preparan para resistir el sueño mientras una persona te cuenta su vida sobre un diván.

Turismo - Si tu meta en la vida es vivir en la playa tienes dos opciones: Ser una Top Model o estudiar turismo. Por eso en turismo se ve a mucho hombre feo.

Ingeniería Mecánica - Porque esas montañas rusas con vueltas de 360 grados no crecen en los árboles

Contaduría - Quizás nunca llegues a tener un Ferrari. A cambio de eso tendrás un contacto cercano con números rojos.

Ondontología - Los dentistas tienen el privilegio de ser los únicos extraños a los que les permitimos introducir objetos en nuestras bocas. Deben tener el temple para que lo gritos y movimientos de reflejo no los hagan perder los nervios. Tienen la satisfacción de arruinar la vida social de pubertos a través de aparatos dentales.

Físico -Matemáticas - Aunque no lo crean, hay quienes después de varios años de recibir clases y exámenes de matemáticas en primaria, secundaria y preparatoria, están dispuesto a volverlo una forma de vida.

Gastronomía - Aprende a preparar tus propias tortas de aguacate con queso. Los que posean carisma y poca dignidad podrán conducir una sección de cocina en algún programa matutino por televisión.

Otorrinolaringología - Porque alguien tiene que atender los daños provocados por el último disco de Rod Stewart

Pedagogía - Carrera para quienes no estén dispuestos a volver a pagar por una manzana.

Derecho - Defiende a los que no son derechos.


Lengua y Literaturas Modernas Inglesas
- Te enseñan a resolver las sopas de letras que vienen en el New York Times


Lengua y Literaturas Modernas Francesas
- Te enseñan a resolver las sopas de letras que vienen en Le Monde.

Lengua y Literaturas Modernas Italianas - Te enseñan a resolver las sopas de letras (y crucigramas) que vienen en Il Giornale.

.....................................................................................................................................................................

Mis mejores deseos, recuerden que si van a ser desempleados que al menos sea de un trabajo que odien.

lunes, 3 de agosto de 2009

A la espalda.

Fui a acompañar a la señorita Adelanta a que se inscribiera en la Universidad privada a la que tuvo recurrir después de abandonar los intentos de entrar a la pública. Ni hablar, alguna ventaja le verá a que tengan que gastar dinero en ella. Luego de hacer un pago ("un" nunca significó tanto) estuve perdiendo el tiempo en las remodeladas instalaciones. Llegó un momento en el que estaba de espaldas (siempre se está de espaldas a algo, aunque sea la pared) y sentí una mano que tocaba mi hombro. Volteé con rapidez, ilusionado con la idea de que se tratara de mi ídolo Carlos Trejo pero no, se trataba de un jovenzuelo de aproximadamente 20 años que me preguntó si me acordaba de él. Esa es una pregunta rara. Cuando alguien te la hace es porque no existe un vínculo lo suficientemente fuerte como para que te acuerdes de su jeta. Guardé silencio hasta que me dijo que me había visto hacer el examen de admisión para la autónoma; ahí fue cuando lo reconocí a pesar de que era la primera vez que cruzábamos palabra. Lo recordé porque, aparte de su caballera a la Daniela Romo, su delgadez era impresionante. No era lo que se llamaría flaco esquelético, más bien era del tipo flaco-hilo de cáñamo. Lo había visto antes del examen platicando con otros aspirantes parecidos a él. De hecho volteé a ver a su grupito sólo porque entre ellos había una (flaquita también) chica bonita. Él me llamó la atención por su fisonomía y por su forma de vestir que no ayudaba mucho a disimularla, obligando a todo el que lo mirara a conocer la mitad de su lampiño pecho.

Volviendo a la escena post-pago de una minifortuna. Le dije que sí, que había presentado el examen. Es extraño, no imaginaba charlar con alguien así nunca, y menos que él me guardara en su memoria cuando, según yo, él no me había visto. Me preguntó que si lo había pasado. Seguramente pensó que no, porque me encontraba en esa Universidad y sólo buscaba romper el hielo con ese comentario. Respondí afirmativamente. Le regresé la pregunta aunque por su semblante ya conocía la respuesta (además de que hasta donde sabía, él no iba acompañando a la señorita Adelanta como yo). Acerté. No había pasado. Parecía triste, muy triste. Tan triste que le hice plática aún cuando no me interesaba en lo más mínimo su historia académica. Era la tercera vez que lo intentaba, me dijo. Me ahorré los detalles de cómo lo logré a la primera.

domingo, 2 de agosto de 2009

Post hecho a base de pedacitos tuiteros

Como sé que varios de ustedes no me siguen por Twitter y como este Domingo 2 de Agosto no ha traído ningún eclipse solar que comentar, he decidido, en una de las más grandes manifestaciones de haraganería, copypastear algunos tweets recién salidos del horno para mantener activo el blog. Para evitar quejas mayores, iré más allá de los 140 caracteres originales agregando pequeñas notas que omití en su momento.

En verde aparece el Tweet original.

Lástima que el huevo en su presentación estrellada no me guste. Y la leche sólo con saborizante en polvo. Hay alimentos que sólo se disfrutan cuando se preparan de cierta manera llegando a aborrecerlos en otras formas. El huevo solo me da un asco espectacular, si está cocido es peor. Ver la yema estrellada me hace huir como anoréxica. El huevo sólo lo tolero revuelto y acompañado de condimentos que neutralicen su sabor natural. A la leche tengo que echar nesquik para poder tomarla.


Escucho a The Jesus and Mary Chain y me vienen a preguntar que porqué suenan así las bocinas. Fue el ruido de In a Hole el que provocó que en mi casa se preocuparan por la integridad de mi computadora. Con Keane la historia hubiera sido otra.

No me despedí de Julio (el mes). Siento que sigue siendo Junio. Julio pasó sin hacer escándalo y Agosto apenas va calentando.

Me choca que suban los videos divididos en partes de dos minutos cada uno.
Se está expandiendo la costumbre de subir videos a youtube en varias partes. Eso no estaría mal si cada uno durara diez minutos para evitarle a la gente cargar un video de una hora cuando sólo quiere ver cierto momento (cuando la protagonista se cae y muestra su ropa interior, por ejemplo). Pero no, ahora hay videos que originalmente son de cinco minutos y que los encuentras en ocho partes diferentes. Total, que para ver la secuencia completa terminas saltando por varias ventanas de treinta segundos cada una


Otra búsqueda curiosa que ha llevado a mi blog:

Eso me pasa por incluir la palabra "mierda" en el título del blog. Si le hubiera puesto "Habemus Amor" nada de esto hubiera pasado.



Mi playera de la buena suerte (aunque la suerte no exista) se está desintegrando. Me la compré en el 2002 después del concierto de Paul McCartney. Tuvo su época de gloria pero ahora está en tan mal estado que una servilleta pétalo tiene más consistencia.Conozco vagabundos con camisetas más presentables. Aunque no tan cómodas.

Tengo sed. Cambio reproductor de DVD portátil por un coco. Pues eso

Todas las vendedoras de pepitas se parecen a María Sabina. Me faltó agregar que los afiladores de cuchillos comparten el atractivo visual de Victoriano huerta.


Blaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
eXTReMe Tracker