lunes, 15 de agosto de 2011

Basta poco para que reaccione


Siendo alguien que se burla de las supersticiones y otras creencias sin fundamento, me duele aceptar que yo también tengo decenas de costumbres y rituales ridículos. Para que se den una idea, una de ellas consiste en poner el ipod en modalidad shuffle en el primer día de clases con la idea de que, la canción que suene cuando ponga un pie dentro de las instalaciones, ya sea de la universidad o de la preparatoria en su tiempo, definirá cómo me irá en el transcurso del ciclo escolar. Esta tradición lleva ya varios años, nació poco después de que me regalaron un reproductor portátil sin que existiera una razón en específico. Sencillamente me pareció un ejercicio entretenido, una manera de vincular aún más la música con mi vida, sin importar que se tratara de un disparate.

Hoy entré a clases. Desde la noche anterior cargué al máximo la pila del ipod para que no se presentara ningún contratiempo. Decidí no prenderlo hasta llegar a mi escuela. Una vez ahí, me armé de valor y seleccioné el apartado de "aleatorio de canciones". El resultado me hizo sonreír. Entre las 5335 opciones (ya no le caben más) la ganadora fue "Some Kinda Love" de The Velvet Underground; algo promisorio comparado con experiencias de años anteriores en las que destacó la presencia de temas poco esperanzadores como "Torture" o "Just Go Away".

¿Será que en este semestre hallaré el amor sincero como pronostica el viejo Lou Reed? ¿Me veré rodeado del cariño de mis compañeros y la simpatía del profesorado? Pensé que sí, hay veces que debes aferrarte a cualquier señal para mantenerte a flote. Durante el verano me concentré para lograr ser un optimista renovado que dejaría la negatividad atrás.

Me dirigí al salón silbando con alegría. Durante el camino procuré saludar a quienes hicieran contacto visual conmigo obteniendo a cambio frialdad. Vi a un maestro a lo lejos e hice un ademán con la mano para que me viera. Parpadeó y se dio la vuelta. Una de las secretarias no respondió a mis buenos días y siguió andando. Una nueva compañera de primer semestre me miró con lo que parecía ser un gesto de repulsión y cerca del final fui rebasado por un grupo de amigos de facebook que no me invitaron a participar en su improvisada tertulia. Vamos, ni repararon en mi presencia.

Esos metros fueron suficientes para que regresara a mi viejo estado de desengaño con la sociedad. Al diablo, ya desde el primer día puedo augurar que este semestre será una basura en la que aprenderé poco y en el que me llevaré una infinidad de disgustos. Cuesta creer que VU se ha equivocado, pero es así. No hay marcha atrás. Que conste que hice un esfuerzo por reconciliarme con la existencia. Lo intenté por cuatro minutos. Más no podía hacer. Regreso al comportamiento habitual.

8 comentarios:

Sheliwirini dijo...

Me parece una buena idea esa de tener una canción que quizá pueda describir el primer día de clases. Puede rsultar algo muy bueno, o desastroso.

¿Crees que todo tu semestre será así? Algo tiene que valer la pena, espero. Yo te diría "Ánimo" :) Ojalá te vaya bien en tus clases. Yo sigo pensando en cómo será mi primer día, en mis nuevos compañeros, en las clases. Esperemos que resulte bien.

Danielita dijo...

Creo que le has dado un nuevo significado a la música de fondo, como en los musicales cuando nos preguntamos de dónde demonios sale la música y esperarías que como el soundtrack en las películas forma parte fundamental del filme, pudiera pasar eso en la vida cotidiana, por esa parte esta bien. Yo tenía un ritual parecido.

Siempre he pensando, y alguna vez lo vi, escuche o leí, que ser pesimista no es algo tan malo valga esa pequeña redundancia, pienso, más bien, que se trata de que las personas positivas son bastante conformistas y que si uno se pasa todo el tiempo quejando no es por el pesimismo, es porque no estas conforme con lo que el resto de la población gusta. Sientete afortunado, al menos gustas más que sólo pan y agua. Saludos

Yareli dijo...

Yo sí te saludaría :)

[qué padre, en esos carácteres que hay que transcribir abajo para que crean que realmente quise comentar en tu bloh está palabra "chipy" que me parece muy simpática, así que lo tomaré como buena señal]

Que tu regreso a clases mejore, Big, un abrazo!

ontobelli dijo...

Alégrate.

Podría ser peor.

Cocainelil dijo...

Al menos no te preguntaron de qué prepa venías.
Sniff.

Mañana lo haré, bueno, hoy. Resulta que tengo meeting con mi profesor de titulación, después de inventarle una extraña enfermedad veraniega que sólo me da a mí y que consiste en dormir todo el día sin posibilidad de levantarse a leer sobre el videoclip, le pediré que sea mi asesor, si me armo de valor.

Ya tengo la sortija que pondré en su dedo si me da el YES.

Decía que haré lo mismo, pero yo no tengo un iPod, fue víctima de la inseguridad de este maravilloso país (ojalá Ebrard venga a darme el suyo en prenda). Me conformaré con las 100 canciones de mi celular. Será arriesgado, el 60% de ellas son de los Smiths, The Cure y Morrissey. Seguro me va bien.

Mañana te cuento. Es decir hoy, es decir, al rato.

Bigmaud dijo...

Sheli: Gracias, el miércoles no fue tan malo así que creo quedan algunas posibilidades...

Danielita: Sí, lo que dices tiene parte de razón, la gente feliz a veces peca de conformista. Igual ir de capa caída tiene sus desventajas. A veces quisiera tener menos expectativas.

Yareli: Oh, ese captcha estuvo padre. Una vez en Megaupload me tocó uno que decía "wey1". Ya hasta ahí me iba mal.

Ontobelli: Ese siempre es un consuelo, no importa cuán mal sea un día, pudo ser aún peor.

Cocainelil: Ya no me contaste. Ojalá te haya salido algo positivo y no, digamos, "Asleep".


Saludos.

DamnGuz dijo...

Eres la única persona con filosofía TAN NEGATIVA que me agrada leer. =D
Le das cierto equilibrio a mi estúpidamente positiva existencia. =P

El Compañero. dijo...

¡Discazo!

Atte: Juan Ramón.

eXTReMe Tracker