martes, 23 de febrero de 2010

Texto que llega tarde

Cuando escriban algo, procuren publicarlo antes de que pierda sentido. Lo siguiente es un borrador escrito hace un par de días. Ahora que salió el sol, queda fuera de lugar. Aun así lo expongo nomás para no quedarme con las ganas.

***

Sigo con el tema del frío. Sin darme cuenta, ha pasado ya mucho tiempo desde la última vez que sentí calor_________________________________ (el espacio en blanco es para que pongan sus comentarios vulgares en doble sentido).

Deben ser ya dos meses sin tener que usar la cubierta de un cuaderno como abanico. Saben (y si no lo saben, éste es el momento) que adoro el frío y odio el calor, sólo que ayer me puse a pensar (me vi obligado a hacerlo, qué quieren) sobre lo desmoralizante que sería el que un día nos dijeran que nunca más hará calor.

Nos gusta aquello que no podemos tener. En países como Ucrania, Finlandia y parte de Rusia desearían tener algo tan cálido como nuestros inviernos, y bueno, yo en general desearía un clima templado tirando a frío con lluvias cada cuarto día. ¿Me gusta el frío por sí mismo o porque no es tan común?, ¿Si el frío fuera la constante, extrañaría los días soleados? Posiblemente. Cuando la temperatura diaria se vuelve uniformemente baja, también te aburres. Todos las mañanas y noches lo mismo. Lo bonito de combatir el congelamiento con una taza de chocolate caliente es que no es una rutina, es lo especial.

El problema del frío extremo es que llega un momento en el que las cobijas dejan de funcionar, y como no todos tenemos una chimenea para quemar evidencia, no queda más que ponernos suéteres feos a los que recurrimos sólo en estos casos de emergencia. Ni hablar de las mujeres; frioleras (o friolentas, para decirlo nopalizadamente) por excelencia que si de por sí se visten como esquimales a la menor ventisca, en estas épocas terminan por envolver cada centímetro cuadrado de su anatomía con tela en forma de bufandas, chamarras, chalecos, gorros, guantes, etc.

Cuando regresen las altas temperaturas, seguramente extrañaré el clima actual. Uno termina por aprender a quejarse de todo.

5 comentarios:

Mechicabota dijo...

Ojo que acá son más los días de frío que los días de calor, y sin embargo sigo odiando al calor (como todo ser humano cuerdo, claro).

Ah, por cierto, volví a la bloggosfera!! :-D

pIXIE dijo...

jaja no lo extrañarás tanto, con el calor vienen las faldas cortas, las playeritas de tirantes, los shorts, los tops...

en hombres y mujeres para que satisfagan todos tus gustos!!!

jojo Saluditos!!

Bigmaud dijo...

Mechicabota: Qué bueno que regresas al mundo este de los Bloggos! Ya mismo que agrego en mi lista de links.

Picsi: Nah, las que visten más sexy son las que menos deberían. Ya veremos cómo viene la siguiente temporada de calor.

pIXIE dijo...

jaja no hablaba de sensualidad, hablaba de piernas y escotes al descubierto, en serio no aprovechas para mirar de vez en cuando?? jojo

Bigmaud dijo...

Es que algunas tienen escotes que ni si quiera les favorecen. Depende de la chica en cuestión. Espero pronto nos modeles tus atuendos Primavera-Verano.

eXTReMe Tracker