miércoles, 26 de septiembre de 2007

R.I.P. mi T.V


Ayer pasó algo que me tomó por sorpresa, pensé que mi televisión era inmortal, porque, se supone, que los que mueren son los seres vivos. Las máquinas no mueren.

Estaba (yo) viendo Seinfeld, todo iba normal. Kramer hacía su entrada, Jerry contaba un par de chistes, Elaine estaba en apuros y George genial como siempre. De pronto mi televisión hizo un sonido extraño para segundos después mostrar a Jerry de color violeta. Todo era violeta, el fondo era violeta, el refrigerador era violeta, los vasos eran violetas. Diez segundos después la t.v. se apagó, fue ahí cuando me preocupé.

Decidí desconectarla, un minuto después la volví a conectar y la encendí. El violeta ya se había ido, sólo para ser substituido por un color azul medio, pasaron unos segundos y luego se apagó otra vez. La desconecté, pero estaba vez definitivamente, mi tele necesitaba descansar, lo merecía.

Vinieron a mi mente todas las horas que me había compartido con mi tele, todas las pelis que vi con ella, los cientos de horas en que jugué x-box o game cube con ella.

De las primeras cosas que hacía al despertar era prenderla y lo último que hacía antes de dormir era apagarla. Nos despertábamos y dormíamos al mismo tiempo y juntos. Tenía el brillo y color exacto que me gustaba, y a pesar de que no era la más moderna o equipada siempre satisfizo mis exigencias.

Ahora coloqué en mi cuarto otra televisión, es de más pulgadas y un poco más moderna, pero, no siento esa conexión con ella como lo sentía con mi antigua tele. Cada vez que la veo no lo disfruto tanto, tengo una sensación extraña, es como si le estuviera siendo infiel a mi finada tele.

Pero mi tele no se ha ido del todo, decidí darle una nueva función. La coloqué a lado de mi cama, y ahora sirve como un bonito buró, así es, su parte superior es ahora una mesita donde puedo poner el control remoto, bebidas y una que otra revista.

Es cierto, las máquinas no mueren, mi tele murió pero porque no era una simple máquina. Prueba de ello es que ahora ha adoptado una nueva función, una mesita.

20 comentarios:

Verónica dijo...

al menos le diste utilidad...
Pero para mi tu tele murio como la buena programación q emitia tiempo atrás, no soy vieja, y debo decir q disfrute tanto la tele, pero me di cuenta q nada tenia de útil,
ahora la reemplazo la radio y la compu

Buen flog

Agrafena Alexandrovna Svetlova dijo...

yo de ti la seguía poniendo para ver los colores.

Peripeteia `·.¸¸.·´´¯`··._.·O.o° dijo...

que mala lo de tu tv, pero me parece regio que le des un uso digno a tu regalona de tantas tardes de cine.
Pd Lo de transparente lo dije por ausencia de color y consistencia al igual que el negro, menos la ocnsistencia.... no podía dejar nombrarlos!!!
Besos

*Biquie* dijo...

Qué mala suerte lo de tu tele, lo bueno que encontraste una nueva forma de darle vida útil, eso se aprecia mucho en una cuidad completamente contaminada y consumista. Yo tenía una tele como de los años 80's, sus acabados emulaban a la madera y la hacían ver más "retro" y "vintage" (o eso quería pensar). Un día la pantalla se fue saliendo de su lugar y supe que era hora de dejarla ir.

Pero puedes verlo de esta manera, no perdiste una tele, ganaste una mesita!!!

Saludos con rompope

the lines on my face dijo...

saludos y gracias por comentar en mi blog, lástima que no eres woody allen, jaja. Pues tu tele pasó a mejor vida, tal vez más funcional, tal vez por más años... es chistoso a mi me pasó lo mismo hace poco con mi tele y pues también dije murió mi tele ;)

Sabina dijo...

Toing!

A mi tb me gusta Seinfield. No podía parar en el capítulo donde George usaba una moderna silla de ruedas, cayó por las escaleras, y de verdad necesitó una silla, debido al atrofiamiento en que se encontraban sus músculos por falta de movimiento.

Francisco Machuca dijo...

¡Desconfía de las teles!Nunca se saben si están muertas o se lo hacen.Si no puedes desprenderte de ella es porque te tiene poseído.Ellas nunca se van de casa y siempre están situadas en el lugar más privilegiado del hogar.Te pones delate de ella y los demás te increpan para que te apartes.Te hacen callar cuando ella habla. Y siempre está encendida aunque nadie la vea.Piensa en ésto;cuando veas un televisor en un contenedor de basura es porque otra tele más poderosa la ha sustituido.
Un abrazo.

Karla Verde dijo...

Qué mala onda lo de tu tele!! Pero al igual que Marcel Marceau, parece ser que siempre será recordada :)

Seinfeld rules!!!


Saludos verdes.

Anya dijo...

me mató el comentario de franchisco machuca, es la pura verdad!!

de todas formas, no soy una persona q ame ver televisión, sino más bien todo lo contrario...no me malentiendas, no tengo nada en contra del aparato ni de la gente que lo utiliza, es simplemente que para mí perdió la magia en muchas cosas por culpa de la contaminación creciente de programas pedorros y huecos que me quitan tiempo de ver qué linda la vida desde mi balcón.

aunque, igual, te entiendo totalmente en el sentimiento: esa relación casi "simbiótica" que tenías con tu tele yo la tengo con mi pc jeje.

saludos!

Joyrider dijo...

Verónica

Yo la radio ya es difícil que la escuche, y es que, casi nunca ponen música que me guste, es por ello que prefiero escuchar mi ipod, o la tele en este caso. Graias y un abrazo.

Agrafena Alexandrovna Svetlova:

Lo haría pero me da miedo que explote o algo, además ya conozco bien los colores. Saludos.


Peripeteia `·.¸¸.·´´¯`··._.·O.o°

Sí, no podía tirarla a la basura ni nada así, es mejor darle otro uso, y vaya que está cumpliendo con su función. Buena tele. Saludos.

*Biquie*:

Así es, ahora tengo una mesita muy original. Y así es, las teles viejitas se ven muy bien, le dan un toque retro y "cool" a la cosa. Y pasa que esta tele llevaba como 12 años en casa, desde niño me acuerdo que estaba ahí. En fin, un abrazo!

the lines on my face:

Lamento desilucionarte con eso de no ser Woody Allen, estaría bien que él tuviera un blog, yo me la pasaría leyendolo. y también lamento la muerte de tu tele, espero que pronto te recuperes. Saludos.


Sabina:

Ese episodio no lo he visto, de hecho llevo apenas unnos meses siguiendo Seinfeld y ya es mi serie de comedia favorita. Y George es el mejor!!. Nos vemos.

Francisco Machuca:

Tienes razón, quizás mi tele ya estaba cansada de estar prendida y ha decidido jubilarse y yo mi tonto me la he creído. Pero Bueno, ya es demasiado tarde, no estoy dispuesto a volverla a cargar para ponerla en su lugar. Como mesa se quedará, te mando un fuerte abrazo!

Karla Verde:

Sí, será imposible olvidarla mientras esté a lado de mi cama, de hecho en estos momentos la tengo a medio metro. ¡Viva Seinfeld!, saludos.

Anya:

Sí, Francisco me hizo reflexionar, de hecho ahora temo por mi vida, no quiero imaginarme qué está tramando esa tele diabólica, la trataré con cariño para que no me haga nada, veré si pudo conseguirle una tele pequeña para que juegue con ella.

Y pues sí, muchos de los programas de ahora son una basura, pero creo que todavía hay algunas cosas valiosas, sobretodo los programas viejos. Aunque también amo a mi PC como tú. Un abrazo!

am dijo...

La tele es como el aire que respiramos. Sin ella, morimos.

Dedé dijo...

La materia no desaparece, se transforma =)

Lo de los colores me recordó a una peli que vi hace tiempo. Era "Garden State" y al principio se veía todo en tonos verdosos. Como es una peli tan rara, creímos que era que estaba hecha así... pero no, era el cable!

A mí me pasa igual con los móviles... les cojo cariño, sólo que con ellos es más difícil buscarles una utilidad sustituta cuando ya no funcionan...

Besitos!

>>Marii..··* dijo...

holas, grax por tu post =)
q penita lo de tu tele..pero q weno q le hayas dado un uso nuevo.. =)

pues yo no paso tanto tiempo con la tele.. (en periodos de clases) en vacaciones uff nadie me despega xDD jeje ^^

q tes bn, bye

Mari*

Adolfo Calatayu dijo...

Genial el post,y para cuando el velorio y a quién vas a invitar?
El blog está genial.
Saludos

Joyrider dijo...

am:

O por lo menos nos volvemos locos, es la verdad, lo mismo cuando perdemos el contro remoto, que podría decirse es incluso peor.


Dedé:

Suele pasar, o a la inversa que piensas que el error es de tu tele pero en realidad es la inteción del programa o peli.

Y es que esta tele como ya comenté por ahí, llevaba mucho tiempo conmigo, así que no podía arrumbarla o tirarla por ahí, mejor le di otro uso. Un abrazo chica.

>>Marii..··* :

Yo así esté en época de exámenes finales no puedo despegarme de ella. Creo que soy adicto, pero hoy en día creo que la mayoría lo son. En estos momentons por ejemplo, aunque no esté viéndola la tengo encendida. Gracias por pasarte por aquí, saludos.

Adolfo Calatayu:

Mi tele no habría querido un velorio, es la verdad, simplemente hay que dajarla tranquila. Gracias por tus comentarios, me alegra que te haya gustado el Blog, saludos.

Vilknk dijo...

Interesante que seas de las pocas personas que conjugan bien el verbo satisfacer: satisfizo...
Sobre tu post, los seres humanos también somos unas máquinas... y también morimos.

Abel dijo...

Todavía recuerdo cuando mi TV "R.I.P.eó". Una mañana cuando fuí a prenderla no encendía. Había funcionado sin problmas el día anterior, yo no entendía qué pasaba =S
Por suerte tuvo solución: unos días con un técnico y problema solucionado.
Hace poco compramos una nueva que ahora está en mi habitacion, la vieja pasó a la cocina. La nueva es más moderna, con más pulgadas... pero no es la TV que me acompañó durante mis años de adolescencia. Me cuesta horrores acostumbrarme al nuevo control remoto. Le sobran funciones y le falta corazón...


Saludos

Joyrider dijo...

Vilknk

Y aunque no lo creas hay gente que cree que es incorrecto conjugarlo así, y si dices satisfizo se que quedan viendo raro. En fin, gracias por comentar, saludos.

Abel:

Tus últimas palabras me han conmovido, y me pasa igual con mi nueva tele la verdad.

He estaso pensando si llevarla a arreglar, pero la verdad me da muchs fiaca, ya veremos.

Edgar dijo...

Irse proyectando Seinfeld es una manera digna de morir.

P.Anne&F dijo...

Es verdad, cuando perdí mi primer celular supe que nunca ningun otro volvería a tener su importancia: me compré otro, mucho más útil que em acompañó en los mejores momentos de mi vida, pero es sólo un pedazo de plástico comparado con el primero, que tenía alma...

eXTReMe Tracker