miércoles, 29 de agosto de 2012

Hombres de color plateado


Cada vez es más común ver a estos hombres que llevan todo el cuerpo pintado con una especie de substancia plateada. Están en los cruces de semáforos pidiendo dinero a cambio de realizar una exhibición donde realizan acrobacias de poca monta. Están de moda. Generalmente van con el torso desnudo y tienen lentes obscuros. También los he visto en presentación dorada.

Me caen mal.

De entrada son desagradables a la vista. Pensar lo mal que lo pasa su cutis por culpa de esa cubierta artificial me pone la piel de gallina. Ni qué decir de su pobre cabello. ¿Para qué lo hacen? Los payasitos con globos gigantes en el trasero resultan más simpáticos. Igual no descarto que exista público al que le resulte atractivo. Ya sabemos que la gente no es de fiar.

Lo peor son esos otros que no hacen nada. Ni malabares ni piruetas en el aire: los que solo se paran en una esquina y no se mueven excepto cuando alguien les echa una moneda en el bote que tienen en el suelo. Estatuas vivientes, que les llaman. Algunas resultan espectaculares porque van acompañadas de indumentaria especial y un concepto en particular. Otras no. Nada más están ahí con sus horribles figuras después de echarse medio litro de barniz encima. Las he visto. Son los mismos tipos que están en los semáforos. A veces les da por cambiar de aires. Y los tienes que aguantar en las plazas públicas donde se sienten artistas a la altura de ChaplinMarcel Marceau  por estar parados en una misma posición mientras un turista les toma fotos ante la falta de una Torre Eiffel en los alrededores.

Tipos grises más que plateados.

4 comentarios:

D. dijo...

Hay personas a las que no se les debería permitir estar quietos y en silencio.

En el centro hay varios de esos, cuando fui a la expo de Munch vi como tres cerca del Palacio.

Me dan miedo, aunque tienes razón, pensándolo bien son grises. Suerte que nunca les he dado un peso.

indigentearte dijo...

Hay algunos que son muy buenos, pero es cierto que se ha convertido en un moda, como todo, como la supuesta crítica sarcástica, por ejemplo, que no a todos les queda bien.

Anónimo dijo...

ahorale lo único q puedo decir que me da lastima ver personas como ustedes criticando a estos personajes tan peculiares como estos no saben lo que dicen x cierto chingen a su puta madre gracias por su atencion

JOSIELMA SANTOS dijo...

hago una pregunta eres un qualira?
contestame en portugués

eXTReMe Tracker