jueves, 19 de mayo de 2011

I Need You, Seven Seas

c

Hubo un tiempo (o quizás dos), en el que una declaración como la de esta canción funcionaba para conquistar a una chica, o recuperarla, según fuera el caso. Ahora las aguas han cambiado, hay que evitar a cualquier precio decirle a alguien "Te necesito", "Te extraño", "Vuelve por favor" o similares porque, de inmediato, te conviertes en un ente medio marica digno de ser despreciado. El amor y el acto de extrañar a alguien son confundidos con desesperación, lo peor que puede haber a ojos de la mujer promedio que, en cuanto pueda, se irá con el primer motociclista insensible que pueda maltratarla en el mercado. Soy ferviente admirador de Help! (1965), un álbum increíblemente romántico que, como el trabajo anterior (Beatles For Sale), concentraba gran parte de los esfuerzos en el dolor de la pérdida. "I Need You" es una gema de George que, cursi o lo que quieran, muestra esa ansia inocente de querer recuperar al ser amado. Junto con "You've Got to Hide Your Love Away", "You're Going to Lose That Girl", "Ticket to Ride", "It's Only Love" y la pista titular, ha estado jugando el papel de indispensable en mi reproductor en los últimos días. Uno más de los grandes álbumes que nos regalaron The Beatles.


Hace un mes, en una clase en la que poco tenía que ver, un maestro estuvo preguntándonos con qué celebridad nos identificábamos. Cuando llegó mi turno me quedé en blanco. No podía pensar en algo relativamente obvio con lo que pudiera cumplir. A la mente me venían Enrique Urquijo, Morrissey, John Lennon y Antonio Vega. Mencionar a John hubiera sido exhibirme, y los otros tres no eran lo suficientemente populares para ser reconocidos entre mis compañeros. Al final, por la presión de las miradas, dije: "Enrique Urquijo". Total, nadie lo conocía ahí y me ahorraría explicaciones. Confié en que nadie lo googlearía y que nadie se enteraría de la personalidad inconstante que tenía el músico español. De cualquier forma, me puse a analizarlo después: con quien más me identifico no se trata de un famoso, ni un familiar. Nadie vivo o muerto. Vamos, con quien más me identifico ni siquiera es humano: ¡Se trata de un solo de guitarra! El de "Seven Seas", de los Bunnymen, concretamente; ejecutado por el maestro Will Sergeant en el mítico Ocean Rain (1984). Sin contar con ningún tipo de noción musical, puedo decir que en esos 20 segundos de sencillez, melancolía, sensibilidad, elegancia, sobriedad y gusto, se resume mi personalidad y sentimientos. Difícil de explicar. El año pasado la tocaron el el Corona Capital y el golpe emocional fue brutal. No me la esperaba (soy de los que se abstienen de ver setlists en los meses previos a un concierto), y de pronto, estar ahí a unos cuantos metros, viendo a una banda que jamás pensé vendría a México tocando una de mis canciones favoritas mientras anochecía fue conmovedor. Cuando llegó el solo grité en medio de la indiferencia de la mayoría de los presentes que únicamente esperaban a que saliera Interpol. No puedo hacerlo de la manera en que hubiera querido, era imposible reaccionar a la altura de lo que sentía.


4 comentarios:

[*]MiUcHa[*] dijo...

Recuerdo cuando me preguntaron eso de la celebridad, fue en la secundaria. Cuando les respondí que Charles Manson todos me vieron raro D: La gente ya no sabe distinguir las bromas...

Yareli dijo...

Ufff es brutal todo ese disco. Y yo me los perdí en vivo.

Ya sé más de tí.

Un abrazo, bueno, dos.

Norwegian dijo...

Hekp! es un muy buen album, pero le tengo un poquitin de mas cariño a su sucesor.
En mi larga o corta (Segun el caso) vida, nunca me han preguntado eso. Aun no se que responderia.

Bigmaud dijo...

Miucha: ¿Segura que era broma?


Yareli: Es curioso que una banda tan talentosa esté hoy en día medio desplazada por otras de sus contemporáneas. Gracias.

Norwegian: Empiezo a creer que todos los beatlealbums son sublimes.


Saludos.

eXTReMe Tracker