sábado, 1 de enero de 2011

Para recordar mientras se describe al ascensor

Conocí a Xavier Velasco, hace año y medio, por Diablo Guardián. Un maestro nos encargó leerlo para hacer un posterior análisis con el que me fue tibiamente. Ya sea por las circunstancias (lo leí de manera apresurada por la escasez de tiempo) o por simple realidad, el caso es que la célebre novela no me gustó. El primer tercio lo sufrí, no porque se tratara de una lectura complicada, que no lo es, sino porque nomás no me enganchó, cada línea destacable venía rodeada de veinte o treinta que no lo eran, o al menos eso me pareció en su momento. Luego logré adentrarme en la historia, sin que esto significara una gran mejoría en mi disfrute personal. A varios compañeros les gusto, y sé que se trata de una pequeña vaca sagrada de la literatura mexicana de los últimos años. Yo, en cambio, debo decir que no le guardo especial cariño, aunque advierto que quizás requiera hacer una segunda lectura, con la calma adecuada, para dar un veredicto definitivo.

Lo anterior lo digo porque, leyendo la última edición de la publicación Lee+ (la que venden en Gandhi), con John Lennon en portada, encontré una entrevista a Xavier Velasco que, con motivo de la publicación de su nueva novela Puedo explicarlo todo, la cual tardó años en finalizar, dice algo sumamente interesante, que, en lo particular, y en apenas un instante, me ha servido más que las 500 páginas enteras de Diablo Guardián.

Transcribo:

"Cuando quiero saber si un tipo escribe mal, le pregunto si se le facilita (escribir) o no; si me dice que sí, seguramente escribe con las patas, seguro."

Vaya alivio, yo pensaba que los autores famosos no sentían, de vez en cuando, esa angustia de no saber cómo acomodar las palabras para que suenen bien o para expresarte como deseas. Menos mal, desde el espacio amateur debo saber que, al menos por eso, no debo detenerme.

5 comentarios:

Marie dijo...

a mi no me gusta para nada cómo escribe Velasco, en Diablo guardián tiene un tufo de mira qué tan agresivo puedo ser y no le sale nunca. Luego lo vi en persona y es petulante, no dudo que pueda tener buenas frases logradas pero el mismo hecho de que lo consideren una de las vaquitas sagradas de la literatura mexicana le ha inflado el ego.

KrizalidX1 dijo...

Lo que hacen los grandes autores con esas frasecitas es burlarse de nosotros los pendejo. D:

Blame dijo...

Que frases, sospecho que las crean desde antes y solo esperan un momento para aplicarla. ;)
PD: Bibah!! remodelaste, me gusta mas esta imagen jeje, pero el diseño de la fecha, la hora y los comentarios podria mejorar :D

Nayeli G dijo...

¡Feliz año nuevo Bigmaud!

yo no he leído nada de Velasco pero acabo de dar como regalo de navidad Puedo explicarlo todo, espero que no me lo devuelvan... ja, el que me ha sorprendido es Michel Houellebecq, leí Plataforma y vaya que me gusto mucho.
Saludos!

Bigmaud dijo...

Marie: Curiosamente en la entrevista dice que es agradecido con los lectores porque son ellos los que le ayudan a pagar las cuentas. Cuestión de imagen pública, supongo.

KrizalidX1: Y perpetuarse en el poder sin que nosotros podamos acceder a esos niveles.

Blame: Sigo moviéndole a los controles de blogger, probablemente siga haciendo pequeñas modificaciones estos días.

Nayeli: ¡Feliz año también, Nayeli!
Houellebecq es otra (de mis tantas) deudas pendientes. Anotaré Plataforma en la listita de objetivos, junto con, claro, Las partículas elementales.


Saludos!

eXTReMe Tracker