lunes, 29 de junio de 2009

Algunos libros prohibidos que encontré.

Adoro juzgar los libros por sus portadas. Sí, lo más importante es lo que hay dentro, pero siempre se agradece una bonita presentación: que le echen ganas al arte de la obra (lo mismo aplica a la música). Porque a fin de cuentas es lo que termina por captar nuestra atención cuando entras a una librería que contiene más de cinco mil títulos diferentes. Vamos, hay veces que te dan ganas de leerlos sólo por lo atractiva que es la carátula.

Aquí donde estoy, encontré un baúl lleno de libros en su mayoría ochenteros y uno que otro de los setenta. Algunos diseños me gustaron mucho y como soy alguien generoso los quiero compartir.

Karma Yoga de W. Green. Este libro es un ENGAÑO total. A primera impresión parece un libro friki de yoga cualquiera. ¿Pero qué tenemos dentro? ¡Un compendio de posiciones sexuales protagonizadas por el doble de la Chiquita González! En serio, lo del "Yoga"es una mera fachada para darse vuelo con una serie de fotografías homoeróticas, sumisas en su mayoría (yo respeto) de lo más simpáticas. El libro es de 1973, así que supongo que en esa época como había mayor represión y puritanismo; la comunidad homosexual tenía que recurrir a este tipo de publicaciones como consuelo. Los estudios fotográficos se especializaban en estas cosas, y así agarraban cualquier tema (en este caso el Yoga) con el pretexto de tomar fotos de hombres en paños menores.

¿Qué? ¿No me creen? Miren:



Con un pañal por si el movimiento resulta ser demasiado brusco





Así que vayan y díganle a sus tías que antes de Alejandro Maldonado ya estuvo este galán, haciéndolo con más gracia y hombría que él.

________________

Yoga de la salud y el rigor sexual de Henri Lamorisse. El autor de este libro me cayó bien. Comprendió que lo único que nos interesa a los hombres del Yoga son las mujeres sexys que lo practican con ropa ajustada. Y sí, al igual que el anterior también viene ilustrado, pero con más gracia:




Qué diferencia con el anterior. Hasta dan ganas de ir y apuntarse a una clase de pilates. Además, como siento una debilidad especial por estas chicas setenteras con cara de universitaria rebelde, el libro se vuelve un agasajo.

__________

Época de placeres, memorias íntimas de Dame Jenny Everleigh. Este no trae fotos adentro ;'(

___________________


Así en cada ocasión en que Ella está recordando de Carlos Ortiz Gil. Voy a leer este libro, no sé de qué trate (no sabía de su existencia siquiera ) pero ya con ese título estoy ansioso por hacerlo. Además como dice ahí es una novela vanguardista y por el vistazo superficial que le dí, está escrito de una manera muy rara y original, cada una de sus 166 páginas nomás tiene un parrafito y uno que otro dibujo extraño.

_______________


Paludismo (o la revolución de la selva) de Bernardino Mena Brito. El paludismo no es un tema que me saque lágrimas de emoción, así que no tengo ganas de leer este librito en la próxima década. Aún así, no importa porque Bernardino (que también era caricaturista y -encima- Yucateco) tuvo la decencia coronoar su obra con esa bella carátula que es la envidia de cualquier comic de primera línea.
_________________

El juego de las miradas fijas de Enrique Mijares. Grandiosa tipografía, me gustó tanto que ya lo estoy leyendo. Da lo mismo que sea un libro, si me hubiera encontrado una película con esas letras en la portada, también la hubiera comprado, son irresistibles. Eh, respecto al contenido es un tanto confuso, es una historia onírica toda nebulosa. Apenas lo empecé, ojalá se clarifique conforme avancen las páginas.

___________________

La maestra de Sylvia Ashton-Warner. No había mejor forma de ilustrar un libro sobre educación que con rayones sobre tinta azul. Si se fijan bien (denle click a la foto) hay un dibujo de lo que parece ser un gatito, una muñeca sin brazos y una maestra con pestañas de medio metro de longitud.

_____________


Biografía de las perversiones de Paul Reader. ¿Le gustaría saber dónde nació el bestialismo, dónde cursó la primaria el masoquismo o cuántos hijos tuvo la sexopatía acústica? ¡Este es su libro! Además vienen interesantes pasajes sobre parafilias. Yo, por ejemplo, descubrí que mi enamoramiento por la Diana Cazadora se llama pigmalionismo, y así leyéndolo quizás ustedes descubran sus verdaderas preferencias sexuales.

______________

Hay muchos libros más, los de este post fueron los que más me urgió mostrarles pero el tema da todavía para más. Seguiré hurgando en el baúl con la esperanza de que además de libros inútiles me encuentre con una vida.


Extra: Una contraportada:

viernes, 26 de junio de 2009

Ayer murió Michael Jackson. Pude postear cualquier cosa para estar in. Para ser parte del momento. No lo hice porque realmente no fue algo importante para mí. Hay algunas canciones de él que me gustan, hay como treinta que no y hay muchas otras que no conozco. Pero mi vida seguiría siendo la misma si él no hubiera muerto y diera su gira por Inglaterra.

En cambio, me acaban informar (hace como una hora, más bien) que mi perro murió, eso sí me pegó. Ya muchos se habrán dado cuenta que las mascotas suelen tomar un papel fundamental en el desarrollo personal y que puedan convertirse para sus dueños en seres más importantes que, digamos, casi toda la humanidad entera. Al menos yo soy de los que piensan así. No quiero ser malinterpretado. Con lo anterior no quiero decir que desee que todos los seres humanos mueran y que sobrevivamos únicamente los animales y yo. Para nada, hay muchas personas que me caen muy bien, las respeto y considero útiles para la sociedad. Sólo quiero manifestar que prefería a mi perro que a casi todas las personas que tengo que soportar a diario.

Hay mascotas bastante antipáticas que hasta a mí, que suelo ser adorador animal me desagradan. Sé reconocer cuando un perro es realmente cariñoso y encantador de otro que no lo es. Por eso me duele el fallecimiento del perro que vivió conmigo diez años. Por su nobleza y personalidad (¿perronalidad?) no siempre vista y que se extraña tanto en el género humano. Creo que todos a lo largo de la vida (así como con el amor) encontraremos a una mascota definitiva. Esa que cuando se va, así vuelvas a tener miles de perros, gatos y canarios no se puede reemplazar y que se distingue sobretodas. Quizás sea muy temprano para asegurarlo, pero dudo que alguien pueda llenar el hueco que él ha dejado.

No quiero aburrir contando los bellos recuerdos que tengo de él,... Más bien no quiero hacerlo para hacer más llevadera la situación. Lamento no haber estado ahí con él estos últimos días. No fue por gusto, créanme.

En fin, no quiero hacer tanto drama. Era un gran perro. Lo recordaré con cariño.

Plato y yo

Antes


Después



Estoy emocionado, hace mucho que no rompía un plato.

miércoles, 24 de junio de 2009

Por eso no presto nada





Dicen que un libro prestado es un libro perdido. Yo digo que cualquier cosa prestada es pérdida asegurada. La rapiña natural del prójimo provoca que, ya sea desde una hoja de papel hasta un automóvil te tengas que ir despidiendo de tu pertenencias cuando accedes a cooperar.

He tenido tantas malas experiencias con esto que me han llevado de plano a ya no prestarle nada a nadie por más que sea de confiar. La última vez que lo hice perdí mi preciado disco triple original de Final Fantasy VII para Play Station. Eso me dolió mucho (en el momento no, porque siempre aplican el clásico "mañana te lo traigo" para distraerte hasta que desaparecen de tu vida) Y sumado a otros casos (ese año también perdí un dvd de Radiohead de manera similar) pasados, tomé la determinación de convertirme en un no-prestamista oficial. Desde entonces soy poco solidario a la hora de que alguien empieza una frase con las palabras: Oye, me prestas tu... y mejor cambio el tema rápidamente.

Claro, todavía hay personas honestas (son cuatro, las he contado). Se podría pensar que mi actitud es exagerada y que no deberían pagar justos por pecadores. No todos se quieren adueñar de lo que no les pertenece, pero aún en esos caso lo mejor es evitarse molestias. El otro día por ejemplo, antes de entrar a realizar un examen psicométrico un jovenzuelo me pidió prestado un lápiz para apuntar algo. Accedí, no se veía tan miserable como para robarse un lápiz de madera de tres pesos con cincuenta centavos. Y en efecto, no se lo robó... ¡fue peor! En cierto momento lo volteé a ver y el muy desgraciado estaba mordiendo el lápiz!!! Casi al instante me lo devolvió. Me dieron ganas de metérselo por las orejas. Desafortunadamente me limité a tomarlo con todo el asco del mundo procurando no tocar las marcas de sus dientes. Minutos después lo tiré a la basura.

Eso me pasa por andar de altruista. Lo mejor hoy en día es ser egoísta con la esperanza de no cruzarse con ningún lelo con complejo de bebé.

No entiendo a los Swingers.

lunes, 22 de junio de 2009

Mi primer video en Youtube

Según Youtube, he visto más de once mil videos en su página (tan sólo logueado), la verdad me incomodaba no retribuir de alguna forma las horas de diversión y pérdida de tiempo brindadas por el sitio, así que por fin después de muchos años me animé a subir mi propio video para así poner mi grano de arena y pagar un poco de lo que he usado. Porque se ve mal ir todos los días a una fiesta y nomás consumir y nunca cooperar, no?

Pues aquí lo tienen, me tomó catorce horas grabarlo y editarlo, espero les guste. Pónganle cinco estrellas (las que merece).




Agradecimientos: Este video no hubiera sido posible sin la iluminación y equipo (dos grúas, seis iluminadores y una pedazo de cuerda) prestada por Pathetic Studios. ¡Gracias por su colaboración!

viernes, 19 de junio de 2009

Carta a la Madre Naturaleza

Aunque se le pueden criticar muchas cosas a la ciudad de Méjico, el clima que tiene es el ideal. Templado, y con lluvias agradables de vez en cuando que permiten la reflexión y beber té con más gusto. Por eso, ahora que he estado en ciudades provincianas (maldita región norte-centro) no hago más que quejarme del calor infernal que hay a todas horas.

Mi desesperación es tal que he decidido enviar una misiva a las oficinas de la madre naturaleza en busca de llegar a un acuerdo:

Ok, madre naturaleza. Te cedo la mañana y la tarde para que desquites tus frustraciones y te vengues de la humanidad arruinando su vida atacándola con olas de calor de más de treinta grados centígrados, pero al menos deja en paz la noche. O al menos no intensifiques tu ofensiva durante la madrugada, deja dormir en paz, no seas mala. Yo casi no contamino. Es más una vez en la primaria recolecté latas para reciclarlas y ganar una competencia escolar. Tranquila, en el fondo te queremos, a mi primer hijo le pondré Greenpeace.

Atentamente, Joyrider Bigmaud.

PD: No estaría mal que extendieras el invierno y que provoques un diluvio en el Sahara.


Pues ahí está, espero recibir respuesta en los próximos días. Es que, verán, tengo un serio problema: Así estemos a cincuenta grados centígrados soy incapaz de dormir sin taparme con una manta, una cobija o una sábana. Desconozco a qué se deba, aunque tal vez Freud diría que es un reflejo de que extraño usar ropa de los Tiny Toons, quién sabe. El caso es que forzosamente tengo que cubrirme para lograr conciliar el sueño y eso me hace sufrir mucho en tiempos y lugares como estos, quisiera poder dormir como perro: tirado en el suelo sin nada que me cubra. Hay gente que dice poder dormir desnuda (son el tipo de personas practican pilates y se han aumentado los senos en varias ocasiones) pero no les creo, lo hacen para parecer "atrevidos", en realidad debe ser incómodo y al menos un pantaloncito deben usar, digo...

Esperen: Acabo de encontrar el ventilador, ¡Nos vemos!

miércoles, 17 de junio de 2009

Fui atacado por un French Poodle

Según las leyendas el perro es el mejor amigo del hombre, y sí, podría ser. O al menos eso creía hasta hace un par de horas cuando fui brutalmente atacado por uno.

Todo empezó cuando se me ocurrió ir en busca de víveres. No es que sea mucho de salir por comida, pero en esta ocasión lo hice porque se me habían acabado artículos de primera necesidad como Halls, mermelada y una caja de cerillos. Todo iba bien, rumbo a la tiendita no vi a ningún ser humano excepto por un automovilista que me preguntó por una calle. Le dije que no sabía dónde estaba, y él se me quedó viendo como diciendo: Nah, lo que pasa es que te da flojera explicarme. Pero no, en verdad no sabía dónde se encontraba esa calle, si hubiera podido ayudar lo hubiero hecho, porque además el señor lucía como una buena persona. No tenía aspecto de quererme engañar para de pronto pedirme que me subiera a su coche.

Seguí mi camino. Unos pasos más y arribe a la mini tiendita (chiquita pequeña, para mayor descripción). Nada emocionante pasó ahí, las grandes anécdotas no suelen ocurrir en lugares tan insignificantes como ese.

Luego vino el regreso. Tomé otra ruta con la ilusión de que no fuera tan aburrida como la otra. Y claro,no lo fue. Iba caminando por la banqueta de una calle de piedra (o de bronce, sinceramente no me fijé), cuando a lo lejos vi a un animalito que aparentaba ser un poodle. No tengo buena relación con dicha raza, no me caen bien y antes que ellos preferiría un Salchicha o un Pug. Creo que incluso los canarios me gustan más.

Lo malo de ese tipo de perro es que no sabes qué esperar de él. Digo, si ves a un Dobermann que se acerca tomas tus precauciones. Pero en el caso de ese inocente poodle (lo mismo hubiera sido con un Chihuahueño) no te imaginas que de repente se le vaya antojar moder tu pierna. Por eso me agarró desprevenido y cuando volteé hacia abajo ya lo tenía gruñendo y moviendo mi pantalón de un lado a otro con su boquita. Cerca de él estaba su dueña barriendo, una mujer rubia de unos veintidós muy guapa que hizo que por un momento deseara que su mascota tuviera colmillos más filosos para que me lastimaran y ella tuviera que cuidar de mí hasta que me recuperara. Pero no fue así. Sólo dijo, Suéltalo, bombón. Y seguí mi camino a casa.

viernes, 12 de junio de 2009

Maldita sopa de fideo

Goza una una popularidad extraordinaria, es la favorita de las amas de casa y desde pequeños nos obligan a comerla de manera constante. Sin embargo ODIO la sopa de fideo. La verdad lo había mantenido en secreto en los últimos veinte años porque soy muy respetuoso con las creencias de la gente, y me parece que la tradición de este platillo está bastante arraigada en las familias mexicanas (incluyendo la mía) y como que no se me hace gentil andar por ahí insultando esta mierda.

Lo que más desprecio de esta sopa son precisamente los fideos (orly?), a fin de cuentas cuando la parte líquida viene acompañada de cosas más amigables como lo son las municiones, estrellitas o letras (gracias a ellas aprendí a leer) puedo disfrutarla sin lloriquear mucho. Son esos pequeños hilos de pasta los que me molestan. Son poco funcionales ya que debido a su forma no se pueden masticar de manera adecuada que a fin de cuentas es un elemento vital a la manera de comer. O sea, metes la cuchara a tu boca (en caso de que comas por ahí), vacías el contenido y a la hora de querer moler esos pequeños hilos de ¿masa? te das cuenta de que eso no tiene sentido debido a que su misma delgadez no hace falta más que pasarlos directamente al estómago. Es como el algodón de azúcar de las sopas.

La última vez que me sirvieron de esa cosa tuve que echarle queso, medio litro de limón y salsa abundante para hacer más llevadero el sufrimiento. Y no, no sirvió de nada.

Esto es aquí entre nos, así no le digan a nadie. Sigo con mi farsa, finjo comerla con gusto para no herir susceptibilidades.

jueves, 11 de junio de 2009

Consejos para ahorrar dinero

Primer consejo:

Jamás gastes dinero en lociones o perfumes. Cuando tengas una cita importante (sacar a pasear a tu perro no es un ejemplo) báñate y antes de acudir al sitio acordado, visita un centro comercial. Pon cara de que tienes dinero y deja que las empleadas de perfumería del Palacio de Hierro te den a probar todo lo que tengan. Una vez que estés bien aromatizad@ huye rápidamente para ver si no te dejaron plantado...

Este post continuarà.
________________

Disculpen estos últimos posts miniatura, pero es que fuerzas diabólicas quieren acabar con mi año sabático y ando viendo esas cosas. Ya vendrán posts que no parezcan de Twitter.

martes, 9 de junio de 2009

Basado en comentarios reales

-La cerveza Carlsberg es danesa
-No, es de Dinamarca
-Je

___________

-Escuchè que Ramiro se fue de vacaciones a Buenos Aires
- No es cierto, se fue a Argentina
-Je

lunes, 8 de junio de 2009

Negaciòn de adicciòn a internet

Pocas cosas me desesperan tanto como no poder conectarme a internet. Sin televisiòn puedo sobrevivir aproximadamente un sexenio, pero cuando se trata de leer blogs, ver videos, tuitear y visitar pàginas inùtiles a lo mucho puedo prescindir de ellos un par de dìas antes de comenzar a sentirme incòmodo.

No es que sea un adicto (aunque dicen que todos lo niegan, cof), no he llegado al extremo de inyectarme una memoria usb en el antebrazo, lo que pasa es que hay como tres mil cosas que sòlo puedo realizar por este medio. Revistas, periòdicos y material de lectura ligero ya casi no compro, y como me niego a ver a Lòpez-Dòriga y el señor ese con bigote de Tv Azteca, en estos ùltimos dìas donde he estado alejado de mi adorada web 2.0 no me he enterado de nada. Por ahì supe algo de un aviòn se se cayò aunque tardè dos dìas en descubrirlo cuando por Twitter pude haberlo hecho en un minuto.

Lo bueno es que ayer por fin me pude conectar despuès de dìas de sequìa. Y aplicando analogìas baratas fue como cuando tomas agua luego de estar al borde de la deshidrataciòn o como cuando haces pipì con tu vejiga a punto de reventar.

No, no estoy en mi casa. Sòlo espero poder volverme a conectar en menos de 12 horas :\

(què bonitos se ven esos acentos al revès)
eXTReMe Tracker