miércoles, 4 de enero de 2012

Leo solo el primer párrafo


Leo solo el primer párrafo. Si no me gusta, lo desecho. Así hago con cada texto. Puede parecer injusto, lo sé. No puedo remediarlo. Hoy en día soy incapaz de terminar una lectura si ésta no tiene un comienzo contundente.

Lo lamento por los grandes intermedios, por los grandes finales que no veo. Se trata simplemente del comienzo. De ahí viene lo demás. Es difícil que borre esa primera impresión.

Después voy por la vida pidiendo segundas oportunidades. Qué descaro el mío.

Hay un largo camino. No tengo tiempo para quien no se esfuerza en ser extraordinario en la primera línea,

enero.

2 comentarios:

Sheliwirini dijo...

Siendo así podríamos desechar tantas cosas en la vida, y a las personas también.

Saludos :)

D dijo...

''Si el libro que leemos no nos despierta de un puñetazo en el cráneo, ¿para qué leerlo?…
Un libro tiene que ser un hacha que rompa el mar de hielo que llevamos dentro.''

eXTReMe Tracker