jueves, 7 de enero de 2010

Reconciliación con el cine

En diciembre del ahora fallecido 2009 (sí, quéjense de él ahora que ya no les puede hacer nada) recuperé el amor por el cine luego de dos años en los que apenas y le dirigí la palabra. Pasaba que en ese lapso de tiempo la ansiedad me llevó al extremo de imposibilitar el quedarme frente a una pantalla sin hacer nada con tranquilidad, lo intenté varias veces y aunque llegaba al final, ya no lo disfrutaba tanto porque tenía miles cosas en la cabeza que me impedían mantenerme quieto sin llegar sentirme incómodo.

Como sea, a finales del año pasado tomé la decisión de entrar a un tratamiento intensivo de primer nivel en el que recurrí únicamente a películas de prestigio para ver si así, la chispa entre el llamado séptimo arte y yo resurgía, y así fue. Acudir a El Padrino, Blue Velvet, Persona, Blade Runner, entre otras funcionó, y ayer que vi (500) Days of Summer, lo confirmé.

El cine, exige atención y tiempo, pero ofrece sensaciones que ningún otro entretenimiento ofrece. Por eso vale la pena relajarse un par de horas.

3 comentarios:

Francisco Machuca dijo...

El cine es un invento del siglo XX y no podemos llegar a imaginar a cuantas personas ha salvado del suicidio.Las películas se tienen que ver en el cine y no en ninguna otra parte.La oscuridad,la pantalla grande,el silencio que se exije y también la atención.A mí,mi querido amigo me ha salvado muchísimas veces de la rutina,el maldito tedio,la desidia y otros suicidios.

Por cierto ¿estás leyéndo El viaje de Martorna de Fellini? Es la primera vez desde que estoy en esto de internet que veo a alguien leer ese libro maravilloso en donde Fellini no pudo llevar acabo la historia.

Un fuerte abrazo,amigo y muy buen año.

pIXIE dijo...

Ya ví (500) Days of Summer y es belliiiiiisimaaaa!!!!!

aunque yo tengo un problema, no es que me sienta incómoda estando quieta un par de horas, es sólo que ya no puedo evitar quejarme cuando le va mal al protagonista, llorar cuando le va mal o muy muy bien, reir a carcajadas por cosas que sólo a mi me parecen graciosas y hacer sonidos de placer cuando aparece un chiquito bb...


Lo sé, pésima compañera para ver películas :(

Bigmaud dijo...

Francisco: Cierto, las películas salvan de muchas cosas, en determinadas circunstancias pueden cambiar la forma en la que pasas el resto de la semana, o más. En dos horas se vuelven hasta un tratamiento que termina por limpiar nuestra mente o llevándola a otros lugares. En cuando a lo de verlas en el cine, he de decirte que prefiero evitarlos por el tipo de la gente que se congrega ahí, además de que las películas que proyecta no siempre son las ideales. Veo al cine (o películas, más bien) como una experiencia personal que también tiene su encanto cuando se ve a solas.

Sí, estoy leyendo el guión de El Viaje de Mastorna. Voy un poco más adelante de la mitad y vaya deleite. Una pena que Fellini no haya alcanzado a filmar eso, espero luego conseguir la versión ilustrada por Milo Manara.

Un abrazo también, Francisco y feliz 2010.

Pixie: (500) Days of Summer es encantadora, qué bueno que te gustó. Tiene una estructura que la hace muy interesante y que te mantiene atrapado en todo momento. Además las referencias a películas y música que hay la vuelven todavía mejor para quienes son seguidores.

¿Entonces eres de las que gritan con las pelis de terror?

eXTReMe Tracker