miércoles, 9 de diciembre de 2009

Whatever Works, la cita anual con Woody Allen.

Luego de un año en el que apenas vi películas me he propuesto regresar a mis tiempos de gloria en los que veía cinco a la semana. Woody Allen es el director del que he visto más cintas; siempre recurro a él. Por eso ahora que en estas mini vacaciones he decidido reconciliarme con el entrenamiento que tenía más olvidado: el cine; la mejor forma de empezar era con él, mi neoyorquino favorito.



Elegí su último trabajo hasta el momento, Whatever Works lanzada hace unos meses. A Woody es complicado seguirle los pasos, todavía hoy, a sus más de setenta primaveras sigue sacando una película al año por lo que incluso para el fan promedio (como es mi caso) termina siendo normal perderse una que otra. Había visto Scoop pero me perdí de Cassandra's Dream y Vicky Cristina Barcelona que no me provocaban tanto entusiasmo porque mi Allen favorito es el que se reserva para la comedia. Además una de las cosas que más me gustan en la vida es verlo actuar, por eso lamento que su envejecimiento sea la causa principal para que haya dejado de interpretar su eterno papel de neurótico seductor de mujeres. Claro, ahora recurre a alter egos. Hace unos años fue Will Ferrell en Melinda & Melinda con resultados medianos y ahora, mucho más acertado, tuvo bien a elegir a Larry David, quien no tiene que esforzarse mucho por actuar ya que el papel le viene como anillo al dedo. Y es que ambos genios (hey, Larry David fue guionista de Seinfeld) comparten muchos defectos que ante la pantalla se convierten en virtudes y pilares de su estilo. Lo que diferencia a uno de otro es que mientras Woody Allen llega a provocar una extraña ternura, el otro, David es mucho más ácido e incisivo. Sea como sea (o haiga sido como haiga sido) me llevé un grato sabor de ojos viendo Si la cosa funciona (como le pusieron en español) porque antes que nada es Allen del más clásico. El guión de este largometraje (chin, se me están acabando los sinónimos) lo tenía terminado desde los lejanos años setenta, y lo mantuvo enlatado hasta ahora. Por eso se acerca tanto a la esencia que lo ha hecho célebre y a la que irónicamente se ha intentado despegar en sus trabajos serios más recientes. Quien haya visto la mayor parte de su filmografía se habrá dado cuenta que, con algunas excepciones,todo su trabajo gira bajo un mismo eje, los temas tratados son los mismos y los personajes tienen su paralelo en cada una de sus obras. Su virtud radica en que nunca nos cansa ni se agota. Por ejemplo, además del ya mencionado alter ego (Woody es un personaje en sí mismo) plasmado en Larry David se encuentran elementos de la Mira Sorvino de Mighty Aphrodite en Evan rachel Wood, la bellísma protagonista de esta historia. De igual manera con el pasar de los minutos (que vuelan, más que nunca) queda la sensación de estar viendo escenas eliminadas de Annie Hall o de Manhattan, acaso con resultados más modestos.

Recomendada para los iniciados. Para los que no han visto nada de este señor, será mejor recurrir a monstruos como Deconstructing Harry, Annie Hall o Hannah and her Sisters. Para los fervientes admiradores no hace falta hacer comentario alguno. Ellos ya saben qué hacer.

5 comentarios:

ontobelli dijo...

Solo he visto 2 películas de él y me ha ido muy mal.

Zelig, que según recuerdo no entendí.

Y "Comedia sexual en una noche de verano" cuando nos sonaba a película porno a mi novia y a mi. Ohh decepción de la pubertad. XD

Yareli dijo...

Mira Sorvino me cayó super bien en Summer of Sam, de Spike Lee... Y sí, qué decir de Woody Allen, grande GRANDE.

Seguiré tu recomendación.

Saludos!

Bigmaud dijo...

Ontobelli: Te recomiendo Annie Hall. Una comedia inteligente y atemporal. Zelig es un Mockumentary (falso documental) interesante y Comedia sexual en una noche de verano, me gusta pero está lejos de ser lo mejor que ha hecho. Ninguna de las dos es de las que suelo recomendar al principio.

Yareli: Tengo que ver más películas de Mira Sorvino, porque es guapísima y he visto muy pocas.

Saludos.

Nayeli García dijo...

yo también soy fan de Woody Allen, aunque no he visto esta whatever works, hoy mismo la buscaré,
me da gusto cada vez que alguien recomienda a mi cineasta favorito!
Saludos

Bigmaud dijo...

Nayeli: Desde que vi mi primer película de Woody quedé flechado. Un maestro, recomiendo también sus cuentos.

eXTReMe Tracker