lunes, 6 de abril de 2009

Sobre las frutas

Árbol de plátanos

Porque ustedes lo pidieron, por fin ha llegado el post de las frutas, con datos estúpidos y opiniones sobre ellas!!!


Banana
: Véase plátano

Coco: Hace una mezcla explosiva con la piña.

Fresa: De más joven me gustaba, pero hubo un momento en el que me enojé con ella y desde entonces no frecuenta mi estómago. Hay algo en su acidez que me echa para|atrás y ni en su presentación más famosa (fresas con crema) se me antoja. Lo más cercano a ella que tiene mi simpatía es en forma de mermelada, pero aún así prefiero de otros sabores y le quito los extractos de fresa que hay, me quedó solo con lo semi líquido.

Granada: Tengo un árbol de granadas que cada año se vuelve más estéril e inepto; su nombre y aspecto exótico la hacen llamativa, pero preferiría un árbol de limones o de panqueques.

Guayaba:

Kiwi: Fue la primer fruta rara con la que tuve contacto, destaca más que nada por su forma y color, pero viéndolo bien no tiene gran sabor. Básicamente es como una fresa pero verde con forma de testículo de camello.

Lima: La más mediocre de todas, aún así dicen que hay una ciudad con su nombre.

Limón: A veces me pregunto cómo sería el mundo sin limones, y a mi mente vienen imágenes de destrucción, miseria y apocalipsis. Simplemente no se podría vivir sin ellos; es el héroe que contrarresta a la malvada sal y nos apoya tanto en comidas gourmet como con botanas y bebidas de diversa índole.

Mandarina: No es tan esencial como la Naranja, pero como alternativa en época navideña cumple, tiene buena consistencia y es agradable al paladar. Incluso es entretenido quitarle las semillas (en mi caso las uso como proyectiles y para afinar mi puntería contra la pared). Lo malo es que es común que se presente demasiado aguada llegando al extremo de escurrir y esas pequeñas tiritas de noséqué que cumbren los gajos son molestos. Cítrico de cuatro estrellas.

Mango: Mmmm, tengo sentimientos encontrados con esto, por una parte no tiene todo mi amor e irrita la piel pero por otro lado es ideal para acompañar con chile en polvo y se hace agua y licuado competente con él. Aprobada, aunque tampoco es un must.

Manzana: La fruta más sobrevalorada de todas. Es inmensamente popular, y cuando se quiere representar a las frutas se le suele usar como icono. Hasta los Beatles se han peleado por ella, pero fuera de motivos bíblicos no queda nada espectacular. Hay de distintos colores, la verde es la más digna y me gusta el pie de manzana, pero HASTA AHÍ. Por eso a los maestros les regalan manzanas; por dos razones: 1. Los niños se quieren deshacer de ellas (las mamás a su vez se las dan de almuerzo para no tener que comerlas ellas) 2. Es un insulto velado a los profesores; o sea es socialmente aceptada, pero a nadie le gusta esta fruta y al obsequiarla obligas a alguien a quien odias por dejarte mucha tarea a comer algo que no le agrada.

Naranja: No conozco a nadie (o se dice, no conozco a alguien?) a quien no le gusten las naranjas. Apenas hace un par de días me percaté de que es mi fruta favorita. A diferencia de otras basta con pelalarlas para consumirlas (no es obligatorio lavar) y su aroma neutraliza malos olores. Es versátil, lo mismo que como jugo (el más popular) la puedes usar en ensaladas, postres, como substituto de jabón y sirve como arma. Le gana a sus primas la toronja y mandarina.

Pera: Ni fú ni fá, siempre la he considerado como una pseudo manzana, pero no me prefunten porqué, es sexy.

Plátano: véase Banana

Sandía: Me choca. Es refrescante, sí, pero las miles de semillas que tiene son horribles y dificultan su consumo. Demasiado jugosa además y por si fuera poco pesa más que un bebé de seis meses por lo que si quieres comprar una tienes que arriesgar tu espalda para transportarla. Con todo y eso como sabor artificial me encanta, el gatorade de Sandía era mi favorita y los dulces basados con ella son deliciosos, en especial las clásicas risandías.

Uva: En cada supermercado diariamente se consumen 1200 uvas sin pagar según cifras que me proporcionó un vagabundo amistoso. Nadie las respeta, sin embargo en año nuevo son las más codiciadas y gozan sus doce campanadas de fama. Pero por favor, si un día me invitan a cenar para celebrar el el primero de Enero con ustedes; compren de las que no tienen semillas.


Recomiendo las carreras de frutas.

10 comentarios:

ontobelli dijo...

Una maravilla las frutas. Y en México hay de todo. En casa de mi madre había varios frutales: Naranjo, limonero, ciruelos 2 diferentes, durazno, aguacate; y otras plantas como jacarandas, laureles, hule, pirul, geranios y hasta yerbabuena. Solo nos faltó mariguana jajaja. Que tiempos cuando todo era baldío.

miss tifoidea dijo...

¿porqué no hay opinión sobre la guayaba?
es medio extraña y muy semilluda pero sabrosa!
haha sí y la maldita manzana está muy sobreestimada, no merece toda la atención que recibe, apesta, la odio!
okei, ya me emocioné.
saludos. me tomaré un antigripal :)

Joyrider dijo...

Ontobelli: Lo que vienen siendo las frutas y los jugos son lo mejor que hay, a diferencia de otras cosas su sabor ligero deleita en todo momento. Qué envidia el frutal de durazno, es de mis favoritas y además es una fruta medio cara.

Miss Tifoida: Es que la guayaba no merece una opinión! El agua y jugo boing de ese sabor me gustan pero así para darle una mordida pues no, tiene piel áspera y las semillas son casi tan molestas como las de la sandía, durísimas, además.

Saludos

Anónimo dijo...

¿Las limas tan menospreciadas? ¡Si son tan buenas! Y en aroma le ganan a la naranja...

Y faltaron el tejocote, el chicozapote, el zapote negro, el chabacano, la tuna y muchísimas más que no se me vienen a la mente ahora.

Saludos.

Zuka dijo...

que pasooooooooooooooooooo se te olvido la carambola!!! el agua de carambola de Apatzingan Mich es la onda kmo la extraño!!!

Memmis dijo...

aaaah el limón es lo más

Juan T. Llamas dijo...

Supongo que no te gustan las toronjas, las piñas, las frambuesas, las moras, los arándanos, las cerezas, los melones, los higos, las zarzamoras, los albaricoques, las chirimoyas, los dátiles, las grosellas (sin albur), los mameyes (sin albur), los nísperos y las que te han mencionado los otros comentaristas de arriba.

Me alegra que hayas vuelto a "postear".

Un saludete.

Karla V dijo...

no hay que olvidarnos del aguacate, que también es una fruta y su elegante y sutil sabor la convierten en el acompañamiento perfecto para casi lo que sea. tengo la teoría de que casi cualquier alimento sabe mejor si le pones aguacate.

Mercedes dijo...

Un hurra por las naranjas! El único inconveniente es que me gustaría que tuvieran otro color por fuera... azul, por ejemplo.

Joyrider dijo...

anónimo: Las Limas no tienen nada, ni son tan dulces, ni son agrias como la toronjas. Hace años no pruebo una.

Zuka: Omití las frutas exóticas en esta ocasión.

Memmis: Con limón y sal.

Juan T. Llamas: Me faltaron aproximadamente el 89% del mundo fruteril, por desgracia todavía no planeo hacer un registro exacto de todas, pero ya llegará el día. Un abrazo!!

Karla: Probaré agregar aguacate a los corn pops si tú lo dices.

Mercedes: Esperemos que los japonesas elaboren algún día naranjas azules. Ellos pueden.

eXTReMe Tracker