martes, 14 de julio de 2009

Razones por las que ser delincuente apesta




Últimamente los ladronzuelos y demás escoria criminal se pasean por las calles más tranquilos y orgullosos que de costumbre. Se ha vuelto tan común lo que hacen, que ya no se sienten tan mal al delinquir. Eso aplica desde al marica que roba unas papas en una tienda de abarrotes hasta un secuestrador que tiene como hobbie robarle el mandado a abuelitas.

Por eso me he puesto a enumerar algunas razones por las que los delincuentes deberían percatarse que su vida es un asco, obligándolos a no volver a salir de su casa por miedo a ser señalados por la sociedad.

Es el trabajo más miserable de todos.

Que algo quede claro, quienes se dedican al robo no son las personas más brillantes del mundo. Precisamente por eso tienen que recurrir a un empleo tan patético como salir a la calle a pedirle dinero a la gente acompañado de un arma. O sea, es la ocupación de los tontitos. De todos aquellos que no acabaron la primaria y que como no pueden coordinar ni hilvanar más de tres palabras sin decir "sí me la cojo" no son aceptados en ningún lugar de trabajo decente. Peor aún, son indignos además, hay gente que desempleada que asume su condición y se queda en su casa a echar la flojera de manera heroica. O se pone a pepenar, o a lavar coches, lo que sea, pero jamás salir por cosas que no les pertenecen.

Te conviertes en feo

¿Han visto a algún malhechor atractivo? ¿Verdad que no? Eso es porque el humano está diseñado para que cuando se tomen actitudes criminales el cuerpo como medio de defensa y como aviso de que algo anda mal, se transforme en un ser horrible de aspecto nauseabundo. Ejemplos hay muchísimos, prendan en la noche la tele para ver las noticias y se darán cuenta que los asaltantes de bancos parecen salidos de película de Clive Baker. Se admiten excepciones como la francesa loca.

Eres un naco

Supongamos que eres un criminal y tienes a tus hijitos en una escuela privada. Un día la maestra para unir al grupo decide comenzar una dinámica donde cada niño platica a qué se dedica su padre. Casi todos comentan acerca del doctorado de su progenitor, todos sonríen y la pasan bien, Estoy orgulloso de mi papi se escucha por ahí. Y entonces llega el turno de Juanito, que con lágrimas en los ojos lo confiesa: Mi papito es Lic. en secuestro express. Silencio. Luego todos se carcajean. ¡Eres un naco Juan! Seguro tu papá ni sabe leer. Ya no te invitaré a mi primera comunión.

La cárcel te aguarda

Ahora se creen mucho, hacen lo que se les antoja, pero algún día serán capturados y metidos a prisión. Y lamentarán haber robado una vez que se den cuenta que las regaderas de la cárcel son colectivas y que el jabón es resbaloso. Eso sin contar la humillación que representa que incluso las ineptas autoridades mejicanas te capturen, ¡el colmo! Eres tan ridículo que hasta los policías de aquí podrían capturarte. Ríndete, y mejor dedícate a vender juguetes o algo.

El Mal gusto se apropia de ti

Como los delincuentes tienen que estar escondidos en sus viviendas (cuartos de 4x4) para no ser capturados por la ley, su único medio de comunicación con el exterior es la televisión nacional. Hay que tomar en cuenta que estos individuos no tienen contacto con libros ni gente sabia que los guíe con consejos. Es por eso que rigen sus vidas por lo que ven en Muévete y programas mejicanos de poca monta.similares. De ese modo aprenden que el color verde perico es elegante y adecuado para vestir diariamente, que Elvis Crespo es un poeta romántico y que Maribel Guardia es un ejemplo de la mujer respetable.

Así que ya saben, no todo es miel sobre hojuelas para los malhechores, cuando alguien les quiera presumir el Rolex que se robó, búrlense de él y recuérdenle lo triste que es.

9 comentarios:

RickBloggea dijo...

Una perfecta distopía de delincuencia la que describes.

Regina dijo...

Que pena que no puedan leerte. Lo peor es que nada de eso les pasa por la mente (cual?)

x

Bigmaud dijo...

Rickbloggea: Alguien tenía que hacerlo, saludos.

Regina: Tal vez sí me leen, uno no sabe a qué se dedican los lectores

ontobelli dijo...

Pero los delincuentes no leen blogs. ¿O si?

indavao dijo...

hi... just dropping by!
http://www.fileafro.com
http://mobileandetc.blogspot.com
http://kantahanan.blogspot.com

Xavier dijo...

Pero hay excepciones Robin Hoodescas, no?

Una de mis fantasías es robar las arcas de un banco. Debe ser glorioso atascar lingotes de oro en una bolsa y tener un escape ingenioso. Después ir a gastarlo en una isla tropical, y repetir la hazaña 20 años despúes. Se me hace despreciable robar abarroterías y casas y del tipo en los que el daño es directo, pero los bancos están asegurados. Odio a los bancos, por cierto, y sobre todo a Banamex y a la ley esa de cargos por depósitos en efectivo. Algún día me vengaré...

Alchemist dijo...

Todo pasa en este pequeña tierra..

Beronita dijo...

uh suena coomo si te hubiesen robado
POr mi parte siempre me tento robar una fruta en una verduleria, más aún un día de verano regresando a casa

Eu urgente deshacerse de esos libros...estaria bueno q averigues como llegaron a tu casa, capaz q te lleves más de una sorpresa. Aunque tendras q prepararte, puede ser un shock.

'naco' cual es su significado? lo oi en los culebrones mexicanos q pasan en la tele.

Saludos!

Bigmaud dijo...

Ontobelli: No leen.Punto.

Xavier: El tipo de delincuente que se muestra en Small Time Crooks (donde cavan un tunel desde una tienda de galletas hasta un banco) es simpático e ingenioso. Desgraciadamente en Méxiquito nos tocaron de una categoría más baja.

Alchemist: Yo la considero mediana.


Beronita: Confieso que alguna vez me comí una o dos uvas sin pagar cuando era niño. Eso no es la gran cosa. lo malo está cuando robas cosas más grandes. Como una Sandía.

Definir naco es complicado, abarca muchas cosas pero básicamente se refiere a las personas, objetos o actitudes vulgares y de mal gusto. Mira el artículo de wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Naco_(adjetivo)

y un ejemplo viviente:

http://twitter.com/elnaquito

eXTReMe Tracker