martes, 29 de diciembre de 2009

Preguntas, respuestas y... ya

A todos nos gustan las preguntas siempre y cuando tengamos las respuestas. El día de hoy recibí una serie de cuestionamientos (en su mayoría anónimos) a través de formspring.me y como soy alguien compartido, las copio acá.

..............................................

cómo prefieres más, nalgonas o chichonas?

No me gustan los excesos, soy más bien moderado en ese aspecto; pero siempre he dicho que prefiero las "chichis" ya que son algo más exclusivo de la mujer. Un hombre puede tener buenas nalgas (véase el caso de Latin Lover) pero jamás unas buenas "chichis".

Que cenaste en navidad?

La cena navideña de ese año se distinguió por su poca originalidad. Pasta, papas al horno, una pierna que apenas toqué... Lo que más lamento es la ausencia de un ponche. Sin ponche la navidad pierde gracia.

eres feliz?

No.

eres feliz?

Sí.

Eres gay? Si dices no eres bien puto

¿"Si dices no eres bien puto"? Como dije, no soy bien puto. Le faltó una coma a tus intenciones. Vuelve a intentarlo.

¿cuáles son tus películas favoritas de todos los tiempos? Que no sean de Woody Allen... que sé que te encanta. by annievanhalen

Discriminación a Woody Allen, muy mal, eh. Aparte de él me gusta mucho Federico Fellini; 8½,La dolce vita, La Strada y varias más de él está entre mis preferidas. Vittorio de Sica y su Umberto D y Ieri, oggi, domani también. Blow up de Antonioni, Fresas Salvajes de Bergman, Boccaccio 70, Black Moon de Lois Malle, Santa Sangre,La gran comilona, El viaje de Chihiro, etc, etc.

Del cine nortamericano, El Padrino (que recientemente acabo de volver a ver luego de años sin hacerlo) Vertigo, Scent of a Woman (la versión original también), The Great Dictator, Psycho, Scarface, Taxi Driver...

Igual me encantan cosas como Rocky IV, las de ben Stiller y Jack Black.

¿Por que te gusta el twitter?

Decir que por su inmediatez sería ya muy trillado (aunque cierto). Me gusta que (depende también del el número de personas que sigues y te siguen) siempre hay algo nuevo que leer. Puedes actualizar la página cada 5 segundos y encontrarás por lo menos un tweet nuevo. Es muy dinámico, leyendo apenas unas líneas puedes ver el punto de vista de personas muy diferentes entre sí. Twitter es como una maqueta o muestra de la sociedad. Sólo faltan más ancianos que todavía no se animan a participar.

tienes novia, si, no por qué?

Espero que ese pregunta la haya hecho una mujer... menor de edad. De otro modo no me explicaría semejante cuestionamiento que me recuerda a mi primer año de secundaria. El "¿tienes novi@?" es junto con "¿Cuánto ganas?" una de esas preguntas que jamás se deben hacer, sobretodo si es a una mujer. La respuesta está soplando en las iniciales de New Order.

Qué estudias?

Cuando no estoy de vacaciones como en estos momentos estudio ciencias de la comunicación. Por ahora es lo que hay. Si en un par de semanas decido cambiarme a ingeniería en biotecnología, les aviso.

¿Cual es la cancion que mas has escuchado esta semana?

Según Lastfm: Since You Went Away de Suede. Las pueden escuchar por youtube. Es un tema medio olvidado (y triste) de esa gran banda. Lado B de un sencillo que sacaron a finales de los noventa.

¿Que fue lo ultimo que te compraste?

Recientemente compré libros de John Kennedy Toole (La conjura de los necios) Tom Sharpe (Exhibición impúdica)y Cynthia Lennon (John). También un par de discos: 80-88 de Nacha Pop y Élan Vital de Pretty Girls Make Graves.

¿Cual es tu grupo favorito? by satisfaccion

Hay dos, los Beatles, grupo que además de fascinarme musicalmente tiene todo mi cariño y The Smiths que es de los pocos grupos que no tienen ni una canción fea. Además soy seguidor de las carreras solistas de John, Paul, George y Morrissey que en ocasiones me gustan más por separado que juntos.

Llegaste a ver a Keiko en Reino Aventura? by joyademanzana

Buena pregunta. Sí, lo fui a ver semanas antes de que se mudara. Mi madre me llevó (yo encantado) de emergencia porque sería nuestra última oportunidad de ver al que yo conocía como oso panda del mar. Fue la primera vez que visité Reino Aventura y ya no regresaría hasta que se transformó en Six Flags, del cual compré el pase anual que sólo usé una vez.

Que clase de twittero te consideras?

Ignoro qué clases de tuiteros existan. Pero bueno, soy de los que contestan casi todos los replies, de los que tuitean compulsivamente, de los que siguen a la mayoría de sus followers. Y sobretodo de los que no se toman en serio twitter.

¿Se volveran a unir los hermanos Gallagher?

He notado que son pocos los seguidores de Oasis que se han tomado esta separación como algo definitivo. Así estoy yo. Luego de una gira desgastante es normal que hayan comenzado las fricciones entre ellos. Pero luego de un tiempo (quizás sean más de tres años) en el que descansen uno del otro, pronostico que los tendremos de vuelta. Por lo mientras espero el disco de Oasis sin Noel y el de Noel sin Oasis.

¿Qué le pedirías a los reyes?

Espero que esto quede entre nosotros, pero tengo poca fe en los Reyes Magos. Santa siempre me ha dado más confianza y mejores regalos. Tomando en cuenta cómo me fue en Navidad, creo que pedir lo que sea es una meta realista.

qué te gustaría traer contigo cuando el fin del mundo se presente? [discos, libros, personas, etc...]

Una mujer rubia entre los brazos.

Cómo crees que serías si fueras mujer?

Sería una de esas mujeres raras a las que les gustan los deportes, las películas de acción y comer cosas con más de cinco calorías. Y sería lesbiana, los hombres me parecen horribles, las hembras son mucho más estéticas.

cómo te llamas?

Máiquel Jackson Tutankamón III. Nombre que también llevará mi primogénito.

¿Es cierto que Twitter es la herramienta para dejar salir el exhibicionismo que todos tenemos oculto?

Tal vez. La verdad es que no me gustaría racionalizarlo tanto. Una visión simplista (como lo es twitter a fin de cuentas) me hace verlo como un mero entretenimiento interactivo.

¿Si te dijera que llevo 2 años enamorada de ti, creerías que estoy loca o simplemente que estoy mintiendo?

¿Si te dijera que estás loca si estás mintiendo, creerías que soy simpático o ridículo?

¿Chupas, muerdes o masticas?

Cualquier respuesta que dé es igual de humillante, así que digamos que mastico.

Es verdad que eres el Fanss número 1 de Prinzessin?

La pregunta está mal planteada, más bien ella es mi fans número 1.

Estuve a punto de bloquearte en twitter por tu spam de esta chingadera. Adivina quién soy.

No sé. Tal vez si me bloqueas lo sepa.

Que tomas en cuenta cuando decides seguir a alguien por el twitter?

Si alguien me da follow lo sigo siempre y cuando cumpla las siguientes características:
1.-Más de 100 updates
2.-Que no alguien que sigue a 2000 personas y es seguido por 50 (quienes lo hacen no te agregan por méritos sino nada más para aumentar popularidad rápidamente sin esfuerzo).
3.-Si son spammers los bloque inmediatamente a menos de que sea pornográficos; en ese caso primero guardo el avatar y después procedo al bloqueo.

Eh, sólo son tres. En el caso de las personas a las que empiezo a seguir de la nada es porque son ingeniosos, divertidos, informativos e interesantes. Algunas mujeres ganan puntos por su avatar.

Nunca pones fotos tuyas en twitter. por qué?

Es Twitter, no una revista de modelaje en decadencia. Con el avatar debe bastar. Para las fotos tengo mi metro.

¿foncianza? by joyademanzana

Yabba-Dabba-Doo.

Que pasaría si te dijera que me gustas desde que comencé a seguirte por el twitter?

Te diría que voy a patentar mis tweets como un afrodisíaco de bajo costo.

cuántas veces te haz enamorado? [de una mujer a quien conoces por supuesto] by Mayskywalker

Los paréntesis (corchetes, perdón)eliminan de un plumazo a Sophia Loren. Fuera de ella, 3.1416 veces, fue la vez que me enamoré de mi maestra de matemáticas.

domingo, 27 de diciembre de 2009

27 de Diciembre: El día en que se acumula más flojera en el mundo

Así es, estimados lectores*. El 27 de diciembre (día que coincide con la escritura de este pequeño texto) es en el que, sin lugar a dudas la gente tiene más flojera que nunca (algunos le llaman hueva, pero yo dejo esa palabra exclusivamente para referirme al caviar, aquel alimento carísimo que no probaría ni aunque me pagaran).

Hay dos factores importantes para esto. El primero es que luego de las celebraciones navideñas, en las que mayoría de las personas (entre las que no me incluyo) sobrepasan el límite permisible de consumo de alcohol y comida, viene una resaca que se manifiesta justo este día, ya que el 24, 25 y 26 son de excesos y hasta el 27 se sienten las consecuencias al mismo tiempo que comienza una breve tregua con miras a volver a las andadas el 31. Por eso en este día no hay nada qué hacer, más que esperar a que se acabe con la mayor velocidad posible. En el 28, 29 y 30, la flojera es menor ya que los estragos físicos disminuyeron también, los preparativos de año nuevo comienzan y las sonrisas que advierten lo que se avecina inundan los rostros de los dipsómanos que nos rodean.

El otro motivo, mucho más evidente, es que luego de más de trecientos sesenta días (360 en términos circulares) recorridos de un mismo año, uno ya se encuentra agotado a la espera de que el siguiente año traiga consigo una mejor fortuna, cosa que sigo esperando veintiún años después.

En suma, el 27 de Diciembre es el punto más bajo del entusiasmo y fuerza humana.



*Allá ustedes si se lo creen.

viernes, 25 de diciembre de 2009

...

................................................................

¿A ustedes cómo les fue esta Navidad?

jueves, 24 de diciembre de 2009

Feliz navidad con prisas

En vista de que en el hogar en que vivo, la comida de noche buena se ha aplazado una hora por motivos estrictamente desafortunados para mi estómago, heme aquí recurriendo a un post como mero pasatiempo en lo que todo se soluciona.

Y como (ya casi) es navidad y todos seguramente están brindando con vinos de primera categoría para acompañar sus sagrados alimentos comprados a un precio más elevado de lo común, poco importa de lo que trate esto, amén de que posiblemente nadie lo leerá (cómo competir contra los regalos de Papá Noel). Con la libertad que me otorgan semejantes coincidencias, puedo hacer cualquier cosa. Como por ejemplo, poner una foto que nada que ver:

Eso señores, son un montón de piedras.

Aprovechando y a la espera de que Santa se apiade de mí mañana, mejor irme regalando algo a mí mismo:

La foto de una mujer sin lentes que siempre deseé.

A los demás: Felíz día veinticinco del mes que va antes de Enero.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Chatarra partida en cuatro

Aparte de ser músico, activista político y escritor, John Lennon también usaba sombrero.

Los divorcios confirman eso de que las segundas partes nunca son buenas.



Las monedas de diez centavos son caras...tienen dos.


Los perros son más fieles que los gatos. A los peces ni siquiera se les da la opción.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Cuando me cagué en una iglesia mormona

¿Les ha pasado que no logran recordar la edad exacta que tenían cuando pasó algo? Así más o menos estoy respecto a la historia que a continuación les comparto. Bueno, no pidan precisión, pero sí puedo asegurar que yo no pasaba de los ocho años.

Desde que tengo memoria le he rehuido a los baños públicos, una mezcla de repulsión, asco, repugnancia, aversión y más sinónimos que se les parezcan se apropian de mí ante la idea de acudir a uno a algo que no sea lavarse y secarse las manos (aunque ahora con el paso del tiempo he aprendido ir a orinar sin quejarme mucho). Eso, claro lleva a que muchas veces me tenga que aguantar más de la cuenta. En una ocasión (tenía cuatro años) me tuvieron que llevar al hospital (o eso me han dicho, yo no me acuerdo) porque me negué a hacer pipí durante más de un día, y cuando por fin quise hacerlo ya no podía. Me tuvieron que meter a algo parecido a una alberca con agua caliente para que me relajara y el chorro por fin saliera.

Eso es para contextualizar un poco nomás, tampoco crean que estoy orgulloso de semejante despropósito, al contrario, que más quisiera hablarles de mi medalla de oro en los juegos olímpicos de Atlanta 96, pero no, eso es lo que hay.

Eran las nueve de la mañana de un domingo de principios de los noventa, mi familia iba a salir y como yo todavía ignoraba cómo prepararme unos hot cakes (apenas estaba llegando a la etapa en la que descubres que el refrigerado carece de vida propia) me agarraron de las greñas para subirme al auto que tendría como primera parada un restaurante donde desayunar. El problema es que como me desperté tarde, ante la ansiedad de los dos sujetos que me mantenían (conocidos también como mami y papi) que me apuraban y apuraban, no alcancé a ir al baño al que tenía que haber visitado desde el día anterior. Total, no le di importancia, creí que regresaríamos rápido y que podría estrenar el nuevo papel higiénico al que ya le había echado el ojo.

Ya en restaurante todo transcurrió con normalidad. Mi memoria me impide contarles qué fue lo que pedí, sólo diré que viéndolo ahora, creo que la opción más adecuada dadas las circunstancias hubiera sido dejar descansar los dientes y haber pedido un vaso de agua. Al final mi pequeño estómago se sentía un poco mal; tanto que por un ligero instante consideré ir al baño del lugar en el que me encontraba. En otro ligero instante lo descarté y tomé la decisión de aguantar heroicamente hasta el final. Después de todo, pronto regresaríamos a casa y una vez ahí yo correría como velocista etíope hasta llegar al retrete más cercano... o eso creía. Momento crucial: cuando nos disponíamos a salir (palillos y dulcecillos en mano) mi padre se encontró con un amigo que a mí, desde la primera vista me dio desconfianza para lo cual tal vez influyó mi estado crítico en el que el sudor frío se empezaba a manifestar. Comencé a desesperarme y sentía que si seguía caminando el personal de limpieza de restaurante tendría que ser solicitado de emergencia, entonces le pedí a mi madre que me cargara, lo cual le extrañó muchísimo porque yo estaba en esa etapa en la que los niños que ven Dragon Ball se empiezan a sentir adultos. Aún así accedió y sus vértebras soportaron.

Desde las alturas todo lucía mejor, agarré un segundo aire, e, iluso yo, creí que la crisis ya había pasado y que era un bonito día. Fue entonces que mi padre se acercó para comunicarnos que su amigo nos había invitado a la iglesia, hecho que borró la sonrisa de mi cara para dar paso a una mueca de WTF? años antes de que esas siglas adquirieran la popularidad de la que ahora gozan. ¿Iglesia?, La única agua que me parecía bendita en ese momento era la del excusado al que tanto añoraba. No dije nada, sólo me dejé llevar hasta que sin darme cuenta me encontraba sentado en una banca de madera de una iglesia... ¡Mormona!

Todos eran amables ahí, vestían bien y eran bellos. Éramos la "familia nueva" y el que oficiaba la misa a media ceremonia nos presentó ante la comunidad. Llegamos ahí con engaños. Yo creía en el indio Juan Diego y de pronto me vi rodeado de sonrisas y buena onda excesiva de una religión cuyo nombre me remitía a mi primo Ramón, fue entonces que minutos después de que nos dieron la bienvenida, no pude más y expulsé lo que me había causada tantas molestias. Yo, un pequeño niño había hecho lo más rock and roll del mundo: me cagué (literalmente) en una iglesia. Ni Keith Richards me supera en ese aspecto. Fui sacado de ahí por mi madre para dar un tour a los magníficos baños de la iglesia. Una mujer nos ayudó y nos facilitó todo. Les digo, muy amable la gente de ahí.Una vez limpio nos retiramos del lugar. Nunca regresamos. Ni nos volvieron a invitar.

Todavía hoy me pregunto, ¿Fue el espíritu santo el que por medio de mi naturaleza nos alejó de ahí?

jueves, 17 de diciembre de 2009

Nueva Imagen

Como habrán notado con sus propios ojos (todavía no se incorpora el sistema braile al internetz, así que es lo que hay) este, su blog de Confianza (Confianza es la señora que posee las escrituras de Habemus mierda, me las ganó en un partida de póker) ha cambiado a partir de hoy, al menos en la parte más superficial. Luego de más de dos años con la misma plantilla, por fin me harté y he puesto una lo suficientemente sobria como para pasar mis estándares personales. También hay nuevo banner, apenas el tercero o cuarto en la historia del blog. Otra vez está editado con paint, así que pido comprensión. Gracias a Xavier por optimizarlo.

Me gustó cómo quedó. ¿A ustedes?

martes, 15 de diciembre de 2009

Aforismo

Un racista es alguien que se apresura a echarle crema al café.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Vuelvo a mi blog

Ya me dieron ganas de escribir.

Dejo mi blog

Hasta que me den ganas de volver a escribir.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Sobre el Box


Dentro de la enorme oferta de deportes existentes hay uno que llama especialmente mi atención, lo hace a pesar de que no soy aficionado y de que pocas veces me he sentado frente al televisor para ser su cómplice. Me refiero al box, deporte que despierta especial pasión entre los mexicanos, y distinguido por ser una de las pocas cosas en las que se es potencia mundial. Llama mi atención por lo que conlleva. Deporte individual (los mexicanos son, en su mayoría, malos para trabajar en equipo; sus máximas glorias deportivas las han visto en solitario) en el que los involucrados primarios ven imposible pasar un buen rato. El futbol, como referencia obvia dentro de la misma categoría, da espacio para la diversión, los niños lo juegan por mero entretenimiento, sin recibir nada a cambio, teniendo como único revés el cansancio. Con el Box es distinto, más allá de casos excepcionales de sadismo y masoquismo, quienes lo practican, lo hacen como un sacrificio, intermedio doloroso entre el bienestar y la recompensa. El pugilista, entonces, se entrena no sólo para obtener un triunfo. Al ser una competencia que implica daño (provocarlo y recibirlo), la preparación tiene como objetivo obtener la suficiente capacidad para que el encuentro estelar dure lo menos posible. Las batallas son espaciadas por largos meses de entrenamientos que culminan en breves rounds de tres minutos. El espectador lo siente como algo demasiado fugaz, el que está dentro lo veo como algo infinito, los segundos se vuelven eternos cuando se espera a la campana y apresurados cuando se está en el suelo y la cuenta va en seis.

Dentro de todo, se ofrecen leves alivios para humanizar el evento. La esquina se vuelve refugio en medio del combate. Ahí el entrenador y los ayudantes consuelan, apoyan, rodean y guían antes de que el boxeador regrese a la soledad vigilada por miles. La campanada es la paz y el llamado a la guerra. Los eufemismos también están: las cuerdas del ring son una jaula, limitan. Se disimula en dolor con guantes que convierten a los puños en armas funcionales con todo y funda.

El final puede llegar impredeciblemente con un knockout, contundencia que no deja espacio para una respuesta. Anotación que ya no permite reciprocidad. En otros casos el conflicto se extiende hasta el límite máximo en el que la entrega de la gloria depende de un grupo reducido de jueces anónimos quienes traducen en números la entrega apasionada de quienes luchan con una vestimenta tan primitiva como lo que practican.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Ligero apunte sobre metroflog

El único momento en el que un metroflogero no comete una falta ortográfica es cuando presiona la tecla de Enter.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Whatever Works, la cita anual con Woody Allen.

Luego de un año en el que apenas vi películas me he propuesto regresar a mis tiempos de gloria en los que veía cinco a la semana. Woody Allen es el director del que he visto más cintas; siempre recurro a él. Por eso ahora que en estas mini vacaciones he decidido reconciliarme con el entrenamiento que tenía más olvidado: el cine; la mejor forma de empezar era con él, mi neoyorquino favorito.



Elegí su último trabajo hasta el momento, Whatever Works lanzada hace unos meses. A Woody es complicado seguirle los pasos, todavía hoy, a sus más de setenta primaveras sigue sacando una película al año por lo que incluso para el fan promedio (como es mi caso) termina siendo normal perderse una que otra. Había visto Scoop pero me perdí de Cassandra's Dream y Vicky Cristina Barcelona que no me provocaban tanto entusiasmo porque mi Allen favorito es el que se reserva para la comedia. Además una de las cosas que más me gustan en la vida es verlo actuar, por eso lamento que su envejecimiento sea la causa principal para que haya dejado de interpretar su eterno papel de neurótico seductor de mujeres. Claro, ahora recurre a alter egos. Hace unos años fue Will Ferrell en Melinda & Melinda con resultados medianos y ahora, mucho más acertado, tuvo bien a elegir a Larry David, quien no tiene que esforzarse mucho por actuar ya que el papel le viene como anillo al dedo. Y es que ambos genios (hey, Larry David fue guionista de Seinfeld) comparten muchos defectos que ante la pantalla se convierten en virtudes y pilares de su estilo. Lo que diferencia a uno de otro es que mientras Woody Allen llega a provocar una extraña ternura, el otro, David es mucho más ácido e incisivo. Sea como sea (o haiga sido como haiga sido) me llevé un grato sabor de ojos viendo Si la cosa funciona (como le pusieron en español) porque antes que nada es Allen del más clásico. El guión de este largometraje (chin, se me están acabando los sinónimos) lo tenía terminado desde los lejanos años setenta, y lo mantuvo enlatado hasta ahora. Por eso se acerca tanto a la esencia que lo ha hecho célebre y a la que irónicamente se ha intentado despegar en sus trabajos serios más recientes. Quien haya visto la mayor parte de su filmografía se habrá dado cuenta que, con algunas excepciones,todo su trabajo gira bajo un mismo eje, los temas tratados son los mismos y los personajes tienen su paralelo en cada una de sus obras. Su virtud radica en que nunca nos cansa ni se agota. Por ejemplo, además del ya mencionado alter ego (Woody es un personaje en sí mismo) plasmado en Larry David se encuentran elementos de la Mira Sorvino de Mighty Aphrodite en Evan rachel Wood, la bellísma protagonista de esta historia. De igual manera con el pasar de los minutos (que vuelan, más que nunca) queda la sensación de estar viendo escenas eliminadas de Annie Hall o de Manhattan, acaso con resultados más modestos.

Recomendada para los iniciados. Para los que no han visto nada de este señor, será mejor recurrir a monstruos como Deconstructing Harry, Annie Hall o Hannah and her Sisters. Para los fervientes admiradores no hace falta hacer comentario alguno. Ellos ya saben qué hacer.

martes, 8 de diciembre de 2009

El proyecto de la bola de chicle

Cuando era más joven de lo que soy ahora, comencé a desarrollar una amistad cercana con ese producto llamado goma de mascar. Diariamente consumía varias tabletas en presentaciones de menta, hierbabuena y frutas diversas teniendo especial predilección por la marca Trident que dada su ausencia de azúcar hacía mucho más refrescante la experiencia. Tal vez logré ese apego debido a que a diferencia de la mayoría de los pubertos de mi edad me mantenía alejado del cigarro y de algún modo había que llenar ese hueco reservado a las adicciones que todos tenemos.

Claro, la gran problemática a la que uno se enfrenta como aficionado a este polímero (al que debo agradecer el fortalecimiento de mi mandíbula) llega cuando te quieres deshacer de él. Porque un chicle no se consume ni se procesa, simplemente se convive un rato con él, pero como todo encanto, llega a su fin, comúmente en ese instante en el que se le acaba el sabor o cuando ya se dificulta masticarlo. Lo más común es sepultarlo poéticamente ( en un bote de basura) con su envoltura de nacimiento, cerrando así el círculo del desperdicio. Pero yo quería ir más allá, por eso en cuanto tuve la oportunidad fui apilando todos los chiles masticados de un día hasta formar una pequeña esfera del tamaño de una pelota de golf. De pronto me di cuenta de que no era necesario tirarlos y así, al cabo de una semana tenía una bola de billar hecha de chicle. Entusiasmado continúe del mismo modo, comprando y masticando gomas de mascar a diario, sin otro fin más que lograr la acumulación chiclosa más grande la de historia de la humanidad. Ya no me importaba quitarles el sabor, sólo los moldeaba un par de segundos para luego sumarlos a lo que lucía como la deidad de las golosinas. Pasó más tiempo y ubiqué mi gran tesoro sobre la cabecera de mi cama, era mi orgullo.

Así estuve durante meses como si se tratara de una cosecha a la que diariamente había que cuidar y alimentar para que un día diera el fruto del reconocimiento masivo. Me imaginaba apareciendo en la portada del diario de lo insólito y teniendo entrevistas ubicadas en la sección H-16 de los diarios más importantes del país... hasta que llegó el terrible día.

Fue un viernes en el que regresé emocionado de la escuela con una bolsa de canel's (de los más baratos) para reunirlos en la gran esfera junto a sus primos los bubaloo (que eran los más difíciles de pegar), trident y clorets. Resultó tristísimo voltear a la cabecera de mi cama y encontrar vacío el espacio donde solía descansar mi proyecto. Corriendo fui a interrogar a mi madre sobre su paradero obteniendo por respuesta: "¿Esa porquería?, la tiré a la basura". Mi mundo y mis lágrimas se vinieron abajo.

Lamenté nunca haberle tomado una foto.

Jamás lo volví a intentar.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Sueño con Obama y Madonna

Alarmado luego de una noche donde el sueño se apropió de mis horas, corrí a la libreta más cercana de la cama para apuntar lo que recordaba de esa... ¿pesadilla?. Esto fue lo que quedó:

Estaba en una fiesta donde todos llevaban puestos vestidos largos, incluyendo los hombres que redondeaban su aspecto con cócteles de colores desbordantemente lésbicos. Yo era el único que vestía normal gracias a mis pantalones de mezclilla y a una camiseta con un mensaje que incitaba a la violencia el cual no recuerdo con precisión. Se trataba de una reunión previa al concierto que Madonna (una cantante norteamericana célebre por ser mujer) daría en el estacionamiento del centro comercial que se ubicaba bajo la suela de nuestros zapatos. Como todo estaba tan aburrido consideré la idea de alejarme del lugar en busca del alimento que nadie me ofrecía ahí. Para beneplácito de mi pereza, apenas dando una vuelta de 180 grados me encontré con un 7 eleven para abastecerme de provisiones. En la compra de un par de refrescos de dos litros no retornables te regalaban cobijas importadas de Dinamarca, oferta claramente tentadora que rechacé porque me moría de calor. Agarré un par de cosas, las pagué y me salí.

Ya en el estacionamiento donde habían doscientas personas (o doscientas uno, no lo recuerdo) me dispuse a ingerir mis sagrados alimentos entre los cuales se encontraba una rebanada de pan negro. Y es ahí cuando apareció Obama (un presidente norteamericano célebre por ser hombre) que junto con un grupo de guardaespaldas me acusaron de racista sólo por mordisquear ese vergonzoso pan. -¡Atrápenlo, se está comiendo un pan negro!- Decían, y yo corría y corría hasta toparme con una pared (blanca) para luego despertar.

sábado, 5 de diciembre de 2009

As se anticipa al futuro





Con el afán de traer al lector las noticias más frescas, el diario As se anticipa seis meses a la historia trayéndonos la primicia mundial de que España calificará a la segunda ronda al mismo tiempo que Corea del Norte queda eliminado. El redactor de la nota; un norteamericano de apellido McFly es el flamante fichaje de invierno con el que As pretende derrotar a la competencia que vive miserablemente atrasada como el resto de la humanidad.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Sobre el grupo de México en el mundial

Por fin luego de cuatro años de espera, se realizó un nuevo sorteo de grupos en el que una mujer guapa de vestido largo que no sabe nada de futbol (en esta ocasión Charlize Theron) conduce y contrasta con la habitual rigidez de los dirigentes de la FIFA. A mí siempre me aburre la ceremonia previa, donde generalmente cantantes locales y videos intentan mostrar la historia futbolística e idiosincrasia de un país cuando uno nomás quiere saber si su selección tiene la fortuna de compartir grupo con Nueva Zelanda.

Al final a México le tocaron los siguientes tres partidos que paso a comentar:

Contra Sudáfrica

Como buen anfitrión, Sudáfrica debe tratar bien a sus invitados y hacerlos sentir cómodos. Por eso, se trata del rival más fácil. Dejará ganar a los demás equipos para que se sientan como en casa, sacrificando así su clasificación a segunda ronda donde nadie los extrañará.

Pronóstico: Habrá un día soleado y despejado.

Contra Uruguay

Tienen en sus vitrinas dos mundiales con el asterisco de que en ambos; el primero, allá cuando el 1900 cumplía treinta años y el segundo cuando cumplía cincuenta, sólo participaron doce selecciones aparte de ellos. En el primero además ni hubo etapa clasificatoria, todos fueron invitados y ellos, por si fuera poco, eran locales. Por eso, dentro del reducido club de países campeones del mundo son como el anciano que vive de viejas glorias y al que sólo se mantiene ahí por tratarse de reliquia.

Pronóstico: Nublado con posibilidades de lluvia de un 34%


Contra Francia

Según Gary Lineker, el fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, donde juegan once contra once, y siempre gana Alemania. Y como Francia no es Alemania (y mucho menos Brasil) creo que se les puede ganar aunque parezcan en un principio complicados. La única desventaja es que poseen al único jugador en activo (el anterior había sido Maradona) que además de los pies tiene la capacidad de usar también una mano para conseguir anotar un gol.

Pronóstico: Cae nieve y México gana el mundial.

Una obra sin final

y sin principio.

Post Forzado

Como mis propósitos de año nuevo se fueron todos al carajo (tanto que ya ni recuerdo cuáles fueron) hace unas semanas cuando vi que llevaba ochenta posts me prometí a mí mismo (que es el tipo de promesa más ridícula que puede haber) que antes de que acabara el año que irónicamente empieza (con 20 y termina con 09); llegaría a una centenar de posts. Eso porque todo bloguero que se respete (que no es mi caso) debe tener al menos un año medianamente prolífico. Y yo no lo he tenido, gracias a diversas razones que no vienen al caso ahora.

Voy atrasado entonces y no quería irme a dormir sin reducir ligeramente mi tarea por delante.

Está lloviendo en algún lugar del mundo.
eXTReMe Tracker